Actualidad

Dos debilidades del nuevo Pixel 4 de Google podrían defraudar a sus usuarios

Publicado:
Pocos días después del lanzamiento, Google ya había reconocido otros problemas.
Dos debilidades del nuevo Pixel 4 de Google podrían defraudar a sus usuarios

El nuevo teléfono inteligente Pixel 4 —y su dispositivo 'hermano' de mayor tamaño, el Pixel 4 XL—, que el gigante tecnológico Google presentó el pasado octubre, tienen ciertas debilidades que podrían defraudar a muchos usuarios, según un análisis a profundidad de sus características, publicado por el portal Gizmodo.

De acuerdo con el artículo, el manejo excesivo de la inteligencia artificial (IA) es uno de los puntos a discutir, empezando por su principal atractivo: el sistema de reconocimiento facial (Motion Sense), que permite controlar con gestos y movimientos en el aire algunas funciones.

Debido a la carencia de un sensor de huellas, el desbloqueo de pantalla se realiza a través de esta novedosa tecnología que, aunque funciona con bastante fluidez, está dotada de "excesiva sensibilidad", lo que podría tornarla incómoda porque el aparato puede desbloquearse "todas y cada una de las veces" en que el usuario entre en contacto con él. Esta situación llevaría a algunos a desactivar este modo y depender del "viejo sistema de contraseña o patrón", resalta el texto.

Pocos días después del lanzamiento de ambos terminales, Google ya había reconocido problemas con este sistema, como, por ejemplo, que podría ser activado aunque su dueño esté 'dormido', o quizá por alguna persona que se parezca mucho a él, como un gemelo. No obstante, el fabricante asegura que estas fallas serán resueltas en futuras actualizaciones del software.

El autor subraya que el abuso de la IA también se ve reflejado en que hay pocas opciones manuales y mucho "automatismo". El más claro ejemplo es el modo 'Astrofotografía', una destacada opción de la cámara para capturar estrellas en el cielo nocturno, pero que solo se activa si el paisaje cumple con esa condición y manteniendo el móvil muy quieto; si no hay un cielo estrellado y poco movimiento, se apaga automáticamente.

Algunos de los ajustes, como la tonalidad de pantalla, los modos de cámara o el reconocimiento facial, los determina el mismo teléfono con la configuración de fábrica del almacenamiento predeterminado en Google Imágenes, entre otras aplicaciones.

Su mayor problema

La vida de la batería parece ser el mayor defecto del Pixel 4. Su capacidad, de 2.800 miliamperios/hora (mAh), resulta ser muy inferior a la de otros 'smartphones' del mercado y podría resultar insuficiente para garantizar su funcionamiento durante todo un día.

Aunque el Pixel 4xl tiene una batería de 3.700 mAh, el tamaño de su pantalla hace que su autonomía no sea mucho mayor que la de su 'hermano' menor.

Estas circunstancias explican que Google haya incluido dentro de ambos terminales una función automática que cambia el brillo de la pantalla para adecuarla a las condiciones ambientales, porque, además de proteger los ojos, evita un gasto mayor de batería.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT