Actualidad

Tango con puesta de rock: cómo la orquesta porteña Fernández Fierro se convirtió en un clásico

Publicado:
Tocan desde hace más de 20 años pero se mantienen como una novedad al haber logrado modernizar el tango.
Tango con puesta de rock: cómo la orquesta porteña Fernández Fierro se convirtió en un clásico

Despabilaron al tango, empezaron tocando en la calle en plena crisis del 2001, se organizaron como cooperativa y ahora son un clásico de la Ciudad de Buenos Aires desde hace dos décadas. Cada miércoles, la orquesta Fernández Fierro toca en su propio club social a sala llena. 

"Alguien alguna vez dijo que la Orquesta, acá en el club, es ya más un hecho social que sólo un hecho artístico", dijo a RT Yuri Venturín, director del grupo y contrabajista.  

Se empezaron a juntar en 1997, formalmente se organizaron en el 2001, al calor de la crisis y la rebelión. "Más que por causa de la crisis fue 'a pesar' de la crisis que la orquesta se conformó, consolidó y creció", contó Venturín.

Durante los primeros años tocaban en las calles del barrio porteño de San Telmo. Pero hace más de una década empezaron a hacerlo en un espacio propio, en el que también suceden más cosas: hay encuentros, peñas, recitales y hasta una radio online. Se trata de su club, conocido como CAFF (Club Atlético Fernández Fierro), en el tanguero barrio del Abasto.

"Teníamos la inquietud de hacer una música que estaba en un estado de desolación", relató Venturín. Además, recordó aquel momento del arte: "No había muchas cosas que nos identificaran generacionalmente o nos resultaran genuinas, estábamos muy dados vuelta con el sonido de la orquesta de Osvaldo Pugliese y ese era nuestro objeto de deseo. Hacia allí fuimos, siempre pensándolo como un punto de partida". 

Esta "aplanadora del tango" fue creciendo a lo largo de los años hasta terminar en la actual formación de 12 músicos más una cantora. Su sonido es intenso, conjuga fuerza, virtud y sofisticación en un show que no se detiene en ningún momento de la noche. Debajo del escenario, los espectadores miran atentos desde pequeñas mesas en las que toman algo.

Su puesta en escena es austera y audaz. "Nosotros tocamos tango y somos generacionalmente influenciados por cierto tipo de rock, el movimiento cultural más importante de Occidente en la segunda mitad del siglo veinte", describió Venturín. Además, destacó que no hacen fusión pero que lo que sí es 'netamente rockero' es la puesta en escena, las luces, el concepto y el modo de pararse sobre un escenario, un modo "distinto" al típico de la escena de oro del tango. 

El CAFF es un espacio que en estos casi 20 años fue ganando protagonismo y que hoy convoca no solo a los porteños, sino que también es un centro que suele ser visitado por turistas. Se trata de un espacio donde todos los miércoles y dos sábados por mes hay shows de la Fierro organizados de modo colectivo y en forma cooperativa. 

Los albums de la orquesta son muchos: en 2002 publicaron 'Envasado en Origen'; al año siguiente 'Destrucción Masiva'. Después llegaron 'Vivo en Europa', 'Tango Antipánico' y 'Mucha mierda'. Varias de sus canciones fueron elegidas como de los 100 mejores temas del año por la edición argentina de la revista Rolling Stone y en 2006 fueron nominados para los Premios Gardel.

Lo cierto es que la Fernández Fierro ha marcado un antes y un después, un nuevo estilo, un nuevo arte, e incluso ha viajado con su música por Europa, Oceanía y Latinoamérica

Julia Dominzain

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT