Actualidad

VIDEO: Muere un menor migrante enfermo al que dejaron sin atención médica bajo custodia de la Patrulla Fronteriza de EE.UU.

Publicado:
Carlos Gregorio Hernández Vásquez tenía fiebre alta y los agentes debían revisar su estado cada 2 horas, pero lo dejaron desatendido.
VIDEO: Muere un menor migrante enfermo al que dejaron sin atención médica bajo custodia de la Patrulla Fronteriza de EE.UU.

El medio de investigación periodística ProPublica ha mostrado este 5 de diciembre un video que revela en qué circunstancias murió el menor guatemalteco Carlos Gregorio Hernández Vásquez, detenido 13 de mayo cerca de la ciudad texana de Hidalgo por la Patrulla Fronteriza de EE.UU.

El medio destaca que las imágenes fueron obtenidas del Departamento de Policía de Weslaco (Texas), que a su vez las obtuvo de la Patrulla Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) en el marco de la investigación de la muerte de este joven inmigrante el pasado 20 de mayo.

Últimos momentos de vida

En las imágenes se ve a Carlos Gregorio, de 16 años, en una celda de hormigón de la estación de la Patrulla Fronteriza en Weslaco (valle de Río Grande, Texas), donde la CBP lo puso en aislamientopor su gripe. En la celda ya se encontraba otro menor enfermo que estaba descansando abrigado con una manta de papel de aluminio.

Al principio del metraje, Carlos Gregorio regresa del baño, que se encuentra en la misma celda, e intenta descansar sobre un banco de hormigón, pero tras unos momentos se levanta y se dirige a la puerta de su celda, por lo que desaparece unos minutos. De repente, aparece en el plano cayendo al suelo tras desplomarse.

El adolescente sufre convulsiones y permanece tumbado casi 10 minutos, pero nadie acudió en su ayuda. En un último intento, Carlos Gregorio logró incorporarse y se dirigió al baño de nuevo, donde se derrumbó y volvió a convulsionar hasta que se quedó completamente inmóvil.

ADVERTENCIA: LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN HERIR SU SENSIBILIDAD

El video, que empieza a las 01:20, se corta en este momento, a las 01:47 de la madrugada. La segunda parte empieza solo a las 05:48. Se puede observar que Carlos sigue en la misma posición.

Poco después, se despertó su compañero de celda y tras descubrirlo inmóvil en el baño llamó a los agentes, pero para entonces Carlos Gregorio ya estaba muerto.

Video contradice a la versión de la CBP

ProPublica hace hincapié en que los agentes debían revisar la temperatura corporal de Carlos cada 2 horas, de acuerdo con las indicaciones de una enfermera del centro de procesamiento de la CBP en McAllen (Texas). Ella registró que el adolecente tenía una fiebre de 39,4 ºC, le diagnosticó la gripe y avisó de que le debían llevar a urgencias si se ponía peor.

La versión oficial de la CBP es que sus empleados sí estaban pendientes del estado de Carlos y lo visitaron tres veces durante aquella noche. El medio pone en duda esta afirmación, ya que la posición del cuerpo de Carlos no cambió durante las cuatro horas posteriores a que se cayera en el baño.

Además, desde la CBP aseguran que fueron sus agentes quienes encontraron a Carlos sin vida, pero el video demuestra lo contrario. A ello se suma el hecho de que el adolescente fue retenido en este centro de inmigración durante 6 días, en vez de ser trasladado en las primeras 72 horas, como es debido.

Crítica a las autoridades migratorias 

Los recientes detalles de la muerte de Carlos Gregorio Hernández Vásquez han reavivado la fuerte polémica en torno de las prácticas de la administración Trump en el ámbito de la inmigración ilegal en EE.UU., así como una fuerte crítica hacia las autoridades de inmigración, sobre todo, en relación con el trato a los inmigrantes menores de edad.

"Mientras las autoridades de inmigración se sentaban cerca, un niño yacía moribundo por la gripe en una losa de hormigón en un charco de su propio vómito al lado de un inodoro", ha denunciado, Jess Morales Rocketto, presidenta de la organización Families Belong Together, que lucha por la reunificación de las familias de los inmigrantes.

En el mismo comunicado la mujer ha aseverado que "la muerte de Carlos Gregorio Hernández Vásquez fue evitable".

En este sentido, Morales Rocketto ha indicado que "a medida que se acerca la temporada de gripe, la administración Trump ha ignorado las demandas" de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. "de vacunar a los niños en sus cárceles de inmigración".

Asimismo, ha destacado que en el último año 3 niños inmigrantes murieron de enfermedades relacionadas con la gripe bajo la custodia de la administración Trump. "Necesitamos medidas de inmediato para que los niños reciban la atención vital que se merecen y asegurar que no mueran más niños en jaulas", ha concluido.