Actualidad

La erupción volcánica en Nueva Zelanda podría provocar una mayor catástrofe con tsunamis

Publicado:
A menudo los grandes eventos volcánicos tienen la capacidad de generar desastres posteriores como deslizamientos de tierra, tsunamis y erupciones adicionales.
La erupción volcánica en Nueva Zelanda podría provocar una mayor catástrofe con tsunamis

La erupción del volcán de la isla de Whakaari en Nueva Zelanda, que ya se ha cobrado seis víctimas mortales, podría ocasionar una mayor devastación como deslizamientos de tierra, tsunamis y erupciones volcánicas adicionales, según científicos, informa Daily Mail.

Chris Elders, profesor de geología de la Universidad de Curtin en Australia, explica que las partículas de ceniza que son arrojadas del volcán hacia la atmósfera tienen gran capacidad para recolectar gotas de agua de las nubes, lo que puede provocar fuertes lluvias. Esto a su vez haría que las rocas inestables recién formadas sean arrastradas generando un ambiente peligroso tanto para los rescatistas como para turistas que aún se encuentran en la isla.

"Cuando tienes una erupción como esta, la ceniza se deposita muy rápidamente y crea rocas que son extremadamente inestables", afirmó el geólogo, señalando que aún "no es seguro para los rescatistas aterrizar en la isla". "Cualquier lluvia, que puede ser provocada por la ceniza enviada a la atmósfera, podría causar un deslizamiento de tierra si las rocas inestables se sueltan", agregó.

Desastres posteriores a la erupción

La historia ha demostrado que a menudo los grandes eventos volcánicos tienen la capacidad de generar desastres posteriores.

Los deslizamientos de roca también podrían desencadenar un tsunami si estos restos llegan al océano. "Si la roca de la montaña se desliza hacia el mar, cuando eso sucede, desplaza la cantidad proporcional de agua y provoca una ola", agregó Elders.

Los expertos consideran que incluso existe la posibilidad de que se produzcan más erupciones. "Estas son de corta duración, pero una vez que ocurren, hay grandes posibilidades de más erupciones, generalmente más pequeñas a medida que el sistema se vuelve a equilibrar", opina el vulcanólogo Shane Cronin.

Las autoridades neozelandesas han informado sobre al menos seis muertos, 18 heridos y varios desaparecidos por la erupción del volcán. Un total de 23 personas fueron rescatadas de la isla tras el fenómeno natural que comenzó este lunes.