Actualidad

Legisladores de EE.UU. aprueban un proyecto de ley para imponer sanciones a Turquía

Publicado:
La iniciativa busca sancionar a Ankara por su ofensiva en el norte de Siria y la compra de los sistemas rusos S-400.
Legisladores de EE.UU. aprueban un proyecto de ley para imponer sanciones a Turquía

El Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE.UU. ha aprobado este miércoles un proyecto de ley para imponer sanciones a Turquía por su ofensiva en el norte de Siria y la compra de los sistemas rusos S-400. 

La iniciativa, que ha sido aprobada por 18 votos a favor y 4 en contra, deberá someterse ahora a la votación del Senado.

"Ahora es el momento de que el Senado se una y aproveche esta oportunidad para cambiar el comportamiento de Turquía", aseguró el senador Jim Risch, presidente republicano del comité. Según expuso, la postura de Ankara "no es un pequeño desequilibrio", sino "una deriva" hacia una dirección "completamente diferente a la que tenían en el pasado".

Otro republicano, el senador Rand Paul, se mostró en contra de la legislación, advirtiendo que debilitaría el poder del presidente estadounidense y podría dificultar la negociación con el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan.

Turquía: "No llegarán a ninguna parte con imposiciones"

El ministro turco de Exteriores, Mevlut Cavusoglu, ha advertido este miércoles que, si Washington impone sanciones a Turquía, Ankara tomará represalias, incluida la posibilidad de impedir a EE.UU. usar dos bases aéreas estratégicas en el país.

"Los legisladores estadounidenses deben comprender que no llegarán a ninguna parte con imposiciones", ha enfatizado el canciller turco. "Si EE.UU. se acerca a nosotros de forma positiva, también reaccionaremos positivamente. Pero, si adoptan una actitud negativa hacia nosotros, tomaremos represalias", ha aseverado.

  • El contrato de compra a Moscú de S-400 por un valor de 2.500 millones de dólares se dio a conocer en septiembre de 2017. La entrega de estos sistemas comenzó el pasado 12 de julio, pese a las amenazas e intentos de persuasión de Washington para que las autoridades turcas dieran marcha atrás y adquirieran en su lugar Patriot estadounidenses.
  • EE.UU. considera que los S-400 de fabricación rusa representan una amenaza para sus aviones de combate y ha suspendido la participación de Turquía en el programa de los F-35.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19