Actualidad

Rusia sobre las sanciones contra Nord Stream 2: EE.UU. busca imponer su gas licuado a Europa, desacelerar su economía y la capacidad para competir

Publicado:
Desde el Ministerio de Exteriores ruso han indicado que, en aras de sus ambiciones geopolíticas y los beneficios comerciales, EE.UU. actúa de una manera despiadada incluso con sus socios más cercanos de la OTAN.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia ha comentado este 21 de diciembre la aprobación por parte de Washington de nuevas sanciones contra Moscú en el marco de la ley de presupuesto para la Defensa.

En este sentido, el Ministerio ha indicado que "desde ya hace mucho" está acostumbrado a las medidas de restricción de Washington, pero observa "con interés cómo EE.UU. cruza una línea histórica en la política exterior, comenzando a imponer sanciones […] contra sus propios aliados".

Así, un párrafo de esta ley denominado "Sobre la protección de la seguridad energética de Europa" y que prevé las sanciones contra el gasoducto Nord Stream 2 en realidad no trata de ayudar a los europeos a recibir suministros de energía de manera continua y a precios asequibles, sino, al revés, de privarlos de fuentes garantizadas de suministros originados en Rusia, han denunciado desde el Ministerio.

Al mismo tiempo, el deseo de EE.UU. de "dañar las exportaciones rusas" no es lo más importante en esta línea política.

"No menos evidente aquí es el deseo de imponer a Europa el gas licuado estadounidense, que es más caro que los suministros procedentes de gasoductos desde Rusia", han revelado, al explicar que con esta estrategia Washington "busca desacelerar el desarrollo" de la economía europea y "socavar su capacidad de competir con EE.UU. en los mercados mundiales".

Como resultado, los europeos están perdiendo en todos los aspectos, han hecho hincapié desde Moscú.

Sanciones contra los aliados

Para lograr estos objetivos, EE.UU. no sancionará a las empresas rusas, sino a las europeas que participan en la instalación de las tuberías de los gasoductos Nord Stream 2 y Turkish Stream, señala el Ministerio.

"En Washington decidieron que por el bien de las ambiciones geopolíticas y el beneficio comercial no hay que tener lástima de nadie, ni siquiera de sus socios más cercanos de la OTAN", reza el comunicado.

En conclusión, el Ministerio ha aseverado que "Rusia ha realizado y continuará realizando sus proyectos económicos, independientemente de las sanciones".

"Sin embargo, será curioso ver cuán de soberanos en realidad son los países europeos, a los que —como por ejemplo a Alemania— ahora desde Washington exigen con voz de mando financiar con sumisión la industria energética de EE.UU., olvidando sus propios intereses económicos", han concluido.

Sobre el tema, el periodista Aníbal Garzón sostiene que EE.UU. intenta romper las relaciones comerciales entre Rusia y Alemania para proteger su dominio económico y político en Europa y a nivel global.

Presupuesto militar de EE.UU. para el 2020

El presidente de EE.UU., Donald Trump, firmó este viernes el presupuesto militar de 738.000 millones de dólares para el siguiente año fiscal, que ha comenzado el pasado 1 de octubre.

El documento incluye varias medidas de restricción en relación a Rusia y prevé destinar:

  • 658.400 millones de dólares a los programas de seguridad nacional del Departamento de Defensa y del Departamento de Energía
  • 71.500 millones a las operaciones militares en ultramar
  • 5.300 millones para casos de emergencia, como reparaciones de daños causados por desastres naturales o condiciones climáticas extremas
  • 300 millones de dólares en apoyo militar a Ucrania.

La Iniciativa de Asistencia de Seguridad para Ucrania incluirá elementos defensivos letales y nuevas autorizaciones para los misiles de crucero y misiles antibuque para la defensa costera.

Además, se financian nuevas iniciativas destinadas a hacer frente a la competición y lo que Washington considera como amenazas de Rusia y China. Asimismo, la ley de presupuesto de Defensa establece que la cooperación militar de EE.UU. con Rusia queda prohibida. 

También, se imponen sanciones relacionadas con la construcción de los gasoductos rusos Nord Stream 2 y TurkStream para abastecer a Europa y, en el marco de la Ley de Protección Civil Siria CAESAR se aplican sanciones a Moscú por el apoyo al Gobierno del presidente de Siria, Bashar al Assad, durante el conflicto militar en este país árabe.

También queda prohibido reconocer la reunificación de Crimea con la Federación de Rusia. Por otra parte, a Turquía la privan de la adquisición de los cazas F-35 por la compra de los sistemas rusos de defensa aérea S-400.

RT