EE.UU. ataca cinco objetivos de fuerzas proiraníes en Irak y Siria tras la muerte de un ciudadano estadounidense

Varios combatientes de la milicia iraquí murieron durante el bombardeo.

EE.UU. ha atacado este domingo cinco bases de la milicia chiita Kataib Hezbolá (KH) en Irak y Siria en respuesta a los recientes ataques contra las bases iraquíes que albergan las fuerzas de coalición de la Operación Resolución Inherente (OIR, por sus siglas en inglés), informó el Pentágono.

Según el Departamento de Defensa "estas ubicaciones incluían instalaciones de almacenamiento de armas y ubicaciones de comando y control que KH usa para planificar y ejecutar ataques contra las fuerzas de la coalición OIR".

Washington asegura que los ataques de la milicia chiita, apoyada por Irán, incluyeron más de 30 cohetes, provocando la muerte de un ciudadano estadounidense e hiriendo a cuatro militares del país norteamericano así como a dos miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes.

Fuentes citadas por Reuters aseguran que varios combatientes de la milicia iraquí murieron durante el reciente bombardeo, y numerosas ambulancias se dirigen al lugar. Además, consideran que el ataque probablemente fue llevado a cabo por drones.

COMENTARIOS