Actualidad

Sudán sentencia a muerte a 27 agentes de inteligencia por la tortura y asesinato de un manifestante

Publicado:
Estas condenas, que aún podrían ser apeladas, han sido las primeras en relación a la represión de manifestaciones durante las protestas de 2018 que propiciaron la salida del presidente Omar al-Bashir.
Sudán sentencia a muerte a 27 agentes de inteligencia por la tortura y asesinato de un manifestante

Un tribunal en Sudán condenó a la pena capital este lunes a 27 agentes del servicio nacional de inteligencia por la muerte de un maestro detenido a inicios de este año, durante las protestas que llevaron al derrocamiento del expresidente Omar al-Bashir en abril del 2019, informa Reuters.

Los acusados fueron declarados culpables de la tortura y asesinato de Ahmed al-Khair en una sede del servicio de inteligencia en una localidad del estado de Kasala, al noreste del país y sentenciados a muerte por ahorcamiento.

Al-Khair fue detenido el pasado 31 de enero y dos días después fue reportado muerto. Sus familiares fueron informados que había fallecido por envenenamiento. Luego se descubrió que había muerto debido a heridas ocasionadas por golpes mientras estaba recluido.

Estas condenas, que aún podrían ser apeladas, fueron las primeras en relación a la represión de manifestaciones en los meses anteriores y posteriores a la caída de Bashir en abril. Otros 13 acusados han sido sentenciados a prisión, mientras que cuatro fueron absueltos.

Las protestas

Los sudaneses salieron a las calles en diciembre del 2018 inicialmente para demandar la bajada de los precios del pan, sin embargo las manifestaciones se convirtieron en un movimiento que abogaba por el cambio de régimen político en la nación africana, el cual acabó el 11 de abril con la destitución del presidente Omar al Bashir, tras 30 años de poder totalitario.

Más de un centenar de personas fallecieron durante meses de protestas. Muchos de los muertos fueron víctimas el 3 de junio, durante una masacre perpetrada por militares fuera del cuartel general del Ejército en la capital, Jartum.

Covid19