Actualidad

Zarif dice que amenazas de Trump suponen crímenes de guerra y por mucho que esté "pateando o gritando", es el fin de presencia de EE.UU. en la región

Publicado:
Donald Trump anteriormente advirtió de que en caso de un ataque de Teherán, EE.UU. golpeará "muy rápido y muy duro contra 52 sitios iraníes, algunos de muy alto nivel y muy importantes para Irán y la cultura iraní".
Zarif dice que amenazas de Trump suponen crímenes de guerra y por mucho que esté "pateando o gritando", es el fin de presencia de EE.UU. en la región

El canciller iraní, Mohammad Javad Zarif, a través de su cuenta de Twitter ha declarado que después de que Donald Trump cometiera "graves infracciones de la ley internacional al asesinar de una manera cobarde" mediante un ataque aéreo al mayor general, Qassem Soleimani, junto con otras varias personas, el presidente de EE.UU. amenaza de nuevo con cometer infracciones de 'ius cogens'.

El canciller iraní ha explicado que el 'ius cogens' hace referencia a las "normas imperativas de derecho internacional, líneas rojas internacionales". "Es decir, un gran "no, no [se puede]", ha señalado Zarif.

El ministro iraní ha destacado que elegir los sitios culturales en calidad de blancos para ataques "representa un crimen de guerra". Y ha concluido que "ya sea pateando o gritando, ha comenzado el fin de la presencia maligna de EE.UU. en la Asia Occidental".

Anteriormente este sábado, el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció que su país reaccionará sin demora si intereses o ciudadanos estadounidenses son atacados por Teherán.

"Permita que esto sirva como advertencia de que, si Irán ataca a cualquier ciudadano o activo estadounidense, hemos establecido como objetivo 52 sitios iraníes (que representan a los 52 rehenes estadounidenses que Irán tomó hace muchos años), algunos de muy alto nivel y muy importantes para Irán y la cultura iraní", ha declarado el mandatario en su cuenta de Twitter.

"Esos objetivos, y el propio Irán, serán golpeados muy rápido y muy duro", prometió.

El Pentágono confirmó la autoría del ataque de misiles perpetrado este 2 de enero en la capital iraquí, el cual fue efectuado "bajo la dirección" del presidente de EE.UU., Donald Trump, y "tenía como objetivo disuadir futuros planes de ataque iraníes".

Soleimani fue una figura clave en la dirección de las acciones militares de Irán en Oriente Medio. Estaba al frente de los servicios de Inteligencia iraníes y gozaba de una gran popularidad en su país gracias a sus numerosos méritos, entre los que se cuenta haber dirigido la lucha de milicias chiitas contra el Estado Islámico en Irak y Siria. Varios expertos consideran que Soleimani fue la segunda persona más poderosa en Irán, tras el líder supremo, ayatolá Alí Hoseiní Jameneí, y tenía hasta más influencia que el presidente, Hasán Rohaní.

Además de él, en el bombardeo de este jueves murieron Abu Mahdi al Muhandis, el jefe de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP) y comandante de la milicia Kataib Hezbolá (KH), y al menos otras 10 personas.

El presidente de Irán, Hasán Rohaní, declaró que Teherán y otras naciones de la región "vengarán" el asesinato de Soleimani y aseguró que esta acción hará que Teherán esté "más decidido" en su resistencia contra EE.UU.

Covid19