Actualidad

El Gobierno de López Obrador reconoce más de 61.000 personas desaparecidas en México

Publicado:
El 97,43 % de las desapariciones en la base de datos del Gobierno federal se registraron a partir de 2006, año en el que el entonces presidente Felipe Calderón declaró la "guerra contra el narcotráfico".

Era un secreto a voces. Algunos familiares de desaparecidos estimaban que el número de personas sin localizar en México era del doble que el que reconocía el Gobierno de Enrique Peña Nieto: más de 40.000.

Este lunes, a 13 meses de que asumió Andrés Manuel López Obrador la Presidencia de México, el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas, informó en conferencia de prensa que la cifra actual de personas desaparecidas es de 61.637. Esto es el doble que en la última dictadura militar argentina (1976-1983), que asciende a 30.000 personas.

"Son datos del horror, que tienen tras de sí muchas historias y narrativas de mucho dolor de familias tanto en México como migrantes", dijo Karla Quintana, titular de la Comisión Nacional de Búsqueda durante la presentación del 'Informe de fosas clandestinas y registro nacional de personas desaparecidas o no localizadas'.

El registro más antiguo de desaparición es de 1964, una época marcada por la Guerra Sucia que emprendió el Estado mexicano contra organizaciones y líderes de izquierda, que dejó más de 900 personas desaparecidas.

No obstante, Quintana informó que el 97,43 % de las desapariciones en la base de datos del Gobierno federal se registraron a partir de 2006, año en el que el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa declaró la "guerra contra el narcotráfico", que sumió al país en una crisis de violencia que no ha podido revertir. 

El mapa de las desapariciones de personas se concentra en mayor medida en: Tamaulipas, Jalisco, Estado de México, Chihuahua, Nuevo León, Sinaloa, Coahuila, Puebla, Guerrero y Veracruz. 

El subsecretario Encinas apuntó que "hay un número significativo de mujeres" que se encuentran desaparecidas. De acuerdo con el registro oficial, ellas representan una de cada cuatro personas desaparecidas en México, con un total de 15.835. 

Históricamente, las mujeres han sido desaparecidas en el Estado de México, Tamaulipas, Puebla, Jalisco y Nuevo León. 

De las 61.637 personas desaparecidas, 11.072 son menores de edad, es decir, el 18 %. Los estados con mayor número de niñas, niños y adolescentes no localizados son: Tamaulipas Estado de México, Puebla, Jalisco, Chihuahua y Nuevo León. 

Violencia que no se detiene

Tan solo en 2019, considerado el año más violento de la historia reciente, se registraron 5.184 personas desaparecidas. Los estados que concentran el mayor número son: Jalisco, Tamaulipas, Chihuahua, Nuevo León y Puebla.

El año pasado, 1.277 mujeres fueron desaparecidas. Las entidades que concentran los números más altos de desapariciones de mujeres son: Jalisco, Puebla, Nuevo León, Tamaulipas y Chihuahua. 

Entre el 1 de diciembre de 2018 y el 31 de diciembre de 2019, el Gobierno federal reportó 873 fosas clandestinas en el país, de donde se exhumaron 1.124 cuerpos. De este número, solo 395 han sido identificados y únicamente 243 han sido entregados a sus familiares.

El 61 % de las fosas clandestinas localizadas en el país en este periodo se ubican en cinco estados de la República: Sinaloa, Colima, Veracruz, Sonora y Jalisco. 

Avances institucionales

Frente a la crisis de seguridad y de derechos humanos, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, habló sobre la creación de instituciones para abordar el fenómeno de desapariciones en el país.

Hasta el momento, se ha creado una Comisión Nacional de Búsqueda de Personas y constituido 29 Comisiones Estatales; una Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia en el Caso de Ayotzinapa; y está en proceso la conformación de un Mecanismo Extraordinario Forense

No obstante la creación de instituciones de búsqueda y fiscalías especiales para la investigación de este delito, el Comité de Naciones Unidas contra la Desaparición Forzada ha expresado su preocupación al Estado mexicano por la "alarmante impunidad de los casos denunciados", incluyendo aquellos en donde se "alega la colusión entre grupos delictivos y las fuerzas del orden".

RT