Actualidad

Exsecretario mexicano de Seguridad Pública buscaría un acuerdo con la Justicia de EE.UU.

Publicado:
Genaro García Luna, acusado de conspiración para traficar y distribuir drogas y de recibir sobornos del Cártel de Sinaloa, estaría dispuesto a convertirse en "testigo cooperante" a cambio de una pena menor, reportan los medios.
Exsecretario mexicano de Seguridad Pública buscaría un acuerdo con la Justicia de EE.UU.

Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública de México, estaría en negociaciones con el Departamento de Justicia de EE.UU. para evitar un juicio en su contra, según consta en un documento judicial. 

El pasado 3 de enero, durante una audiencia en la Corte del Distrito Este de Nueva York, García Luna se declaró no culpable de los delitos que le imputa la Justicia estadounidense.

En espera de la siguiente audiencia, que se fijó para el próximo 21 de enero, la defensa del exsecretario notificó a la oficina del juez, Brian Cogan, que ha iniciado negociaciones con el Gobierno norteamericano. 

En un documento conjunto, García Luna, un defensor y un fiscal del Departamento de Justicia notifican a la oficina del juez Cogan que están "involucrados en negociaciones, las cuales podrían resultar en una disposición de este caso sin [necesidad de] un juicio", según información difundida por Proceso.

Evitar el juicio

De llegar las negociaciones a un acuerdo, el ahora extitular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) durante el sexenio del expresidente Vicente Fox podría incluso evitar la audiencia del próximo 21 de enero. 

Ese acuerdo le evitaría a García Luna su enjuiciamiento, aunque lo obligaría a comparecer como testigo cooperante en juicios para los que sea requerido, principalmente por delitos de narcotráfico. 

El exsecretario de Seguridad Pública, uno de los principales operadores en la llamada "guerra contra el narcotráfico" que emprendió el expresidente mexicano Felipe Calderón, está acusado de conspiración para traficar y distribuir drogas,recibir sobornos y protección por parte del Cártel de Sinaloamentir bajo juramento ante las autoridades estadounidenses.

La pena para estos delitos va de 10 años de prisión hasta cadena perpetua. No obstante, García Luna podría reducir esa sentencia y obtener una pena máxima 10 años, en caso de que se comprometa a actuar como testigo cooperante. 

El juicio en su contra adquirió especial relevancia porque, según se ha especulado, podría destapar la cadena de corrupción entre cárteles del narcotráfico y distintas instancias del Estado mexicano, que podrían alcanzar al expresidente Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012).

 

Covid19