Actualidad

Autoridades colombianas capturan a un 'narco invisible', escondido por 30 años, gracias a la delación de su hijo

Publicado:
El capo fue capturado durante una redada de la Policía Antinarcóticos en coordinación con la DEA.
Autoridades colombianas capturan a un 'narco invisible', escondido por 30 años, gracias a la delación de su hijo

El narcotraficante Luis del Río, conocido bajo el alias de 'Señor T' o 'El Tío', fue capturado en una redada ejecutada por las autoridades colombianas en coordinación con la DEA, después que su hijo mayor lo delatara.

El hijo del 'Señor T' envió una fotografía de su padre a la Fiscalía colombiana. Según Caracol, el joven hizo ese acto en venganza contra su esposa y su progenitor, quienes supuestamente sostenían encuentros sexuales en una finca, ubicada en el departamento de Antioquia.

Con esta información, la Policía Antinarcóticos y la DEA iniciaron una investigación de dos años, que culminó con la captura del narcotraficante. 'El Tío' fue detenido en la finca de Pablo Escobar 'La Fortaleza', donde vivía con la esposa de su hijo desde hacía varios meses.

Del Río permaneció oculto durante más de 30 años. Según el general Jorge Luis Ramírez, director de la Policía Antinarcóticos de Colombia, el capo formaba parte de "los narcos invisibles", como se denomina a los traficantes de droga que han podido ocultar su identidad, hasta el punto de ser "desconocidos para el mundo entero".

En el pasado, el 'Señor T' fue uno de los hombres de mayor confianza del Pablo Emilio Escobar Gaviria, el narcotraficante colombiano más conocido de la historia. Todo iba bien hasta que la codicia lo llevó a robarle un dinero que provenía de un cargamento de droga, lo que provocó que Escobar secuestrara a una de sus hijas como venganza.

Desde ese momento, el 'Señor T' se unió a 'Los Pepes' ('Perseguidos por Pablo Escobar'), un grupo paramilitar que buscaba vengarse del narcotraficante más importante de la historia.

Con los años, logró apropiarse de más de 200 fincas y casas abandonadas de los antiguos capos. Una de ellas era 'La Fortaleza', la propiedad más querida de Pablo Escobar.

Asimismo, las autoridades develaron que su anonimato le permitió disfrutar de una vida criminal oculta, donde movía más de 10 toneladas de cocaína al mes a los EE.UU., y figurar como el principal jefe de la Oficina de Envigado, una de las bandas criminales más peligrosas de Colombia.

Covid19