Actualidad

Francia: enfermeras, docentes y abogados se unen a las protestas por las pensiones

Publicado:
Al cierre de escuelas en todo el país, se unen las advertencias por posibles retrasos e interrupciones de vuelos en el 36.º día de protestas.

Francia vive este jueves una nueva jornada de huelga general contra la reforma del sistema de pensiones impulsada por el Gobierno del presidente Emmanuel Macron y que afecta a diversos sectores, incluido el transporte y la educación. La jornada de protestas está liderada por sindicatos de maestros, enfermeras de distrito y abogados, que se unieron en el día 36.º de protestas, informa The Guardian. 

Más de un tercio de los docentes del país no acudieron a trabajar, mientras decenas de escuelas permanecen cerradas en París. El sistema de transporte también se ha visto afectado, en especial los servicios ferroviarios, mientras hubo advertencias de posibles retrasos e interrupciones en los vuelos.

El Gobierno espera que en las próximas 24 horas se logre un acuerdo que desatasque las negociaciones sobre los cambios en el sistema de pensiones. Sin embargo, Laurent Berger líder de la Confederación Francesa Democrática del Trabajo (CFDT), anunció el pasado miércoles que aún se encuentran "lejos de llegar a un acuerdo".

Detonante de la huelga

Las protestas contra el cambio del sistema de pensiones se iniciaron en Francia el 5 de diciembre. Desde entonces varias organizaciones laborales y sindicatos están organizando huelgas para expresar su desacuerdo con el plan de cambios en el sistema jubilatorio.

La reforma del sistema de pensiones del Gobierno francés tiene como objetivo eliminar los 42 regímenes especiales que existen actualmente y que otorgan privilegios a ciertas categorías profesionales. En su lugar se instauraría un sistema único en el que todos los trabajadores gozarán de los mismos derechos a la hora de recibir una pensión una vez que se jubilen.

Para el Gobierno, se trata de un sistema "más justo y simple" en el que "cada euro cotizado dará los mismos derechos a todos". Pero los sindicatos temen en cambio que el nuevo sistema atrase la jubilación, actualmente a los 62 años, y disminuya el nivel de las pensiones.

RT