Actualidad

Mazda hará que la conducción de su coche eléctrico MX-30 se parezca a la de un modelo de gasolina o diésel

Publicado:
Se espera que esté disponible en Europa a fines del 2020, y en el Reino Unido a principios del 2021, con un precio de 34.000 euros (37.866 dólares).
Mazda hará que la conducción de su coche eléctrico MX-30 se parezca a la de un modelo de gasolina o diésel

El fabricante de vehículos Mazda anunció recientemente que su modelo de coche eléctrico MX-30, que será lanzado en el mercado europeo este año, funcionará de tal manera que el conductor tendrá la impresión de conducir un coche de gasolina o diésel

"Los ingenieros de Mazda han ajustado la entrega de par del motor eléctrico del MX-30 para que sea menos frenética que en otros vehículos eléctricos, razonando que quieren que el MX-30 no se sienta como un cambio dramático desde un vehículo de motor de combustión", recoge Autocar.

A su vez, en un evento de prensa del MX-30, que tuvo lugar en Portugal a principios de este mes, Joachim Kunz, jefe de desarrollo de productos e ingeniería en Mazda Europa, anunció que el automóvil solo tendrá una batería de 35 kWh, que le permitirá una anotomía de 209 kilómetros.

Kunz explicó que la decisión sobre la potencia de la batería se basa en los estudios que demuestran que los coches eléctricos con baterías de mayor capacidad, como 95 kWh, dañan más el medio ambiente que los vehículos con motores diésel y es por eso que Mazda nunca construirá un automóvil eléctrico de "batería grande".

Desde la firma japonesa aseguraron que teniendo en cuenta que según los promedios, el conductor europeo recorre unos 56 kilómetros al día, el MX-30 tendrá suficiente alcance para la mayoría de los conductores. Pero para aquellos que necesiten un vehículo apto para unas distancias más largas, y con un bajo contenido de CO2, Mazda ofrecerá un nuevo sistema extensor de alcance que utiliza un motor rotativo compacto, que es lo suficientemente pequeño como para acoplarse junto al motor eléctrico y los sistemas de control.

Se espera que el MX-30 esté disponible en Europa a finales del 2020, y en el Reino Unido a principios del 2021, con un precio de 34.000 euros (37.866 dólares).

No es la primera vez que desde la compañía se afirma que las baterías de gran tamaño de los automóviles eléctricos pueden ser más perjudiciales para el planeta que los vehículos diésel.

El director de investigación europeo de Mazda, Christian Schultze, aseguró el mes pasado que la empresa le está dando al nuevo modelo un tamaño de batería "responsable". El ejecutivo, cuya afirmación se basa en una evaluación del ciclo de vida de las emisiones totales de CO2, señaló que el MX-30 con un paquete de baterías de 35,5 kWh es comparable a un compacto Mazda 3 diésel.

Según Schultze, incluso después de reemplazar la batería, algo que podría ocurrir después de 160.000 kilómetros de uso, las emisiones totales de CO2 del MX-30 siguen siendo similares a las del diésel.

¿Las afirmaciones de Mazda son erróneas?

No obstante, numerosos estudios dicen lo contrario. Según informa el portal Electrek los vehículos eléctricos son más limpios que los diésel en todos los niveles, incluido el CO2. 

"Las emisiones más altas de un vehículo eléctrico durante la etapa de fabricación se amortizan después de solo dos años en comparación con la conducción de un vehículo convencional promedio, un período de tiempo que se reduce a aproximadamente un año y medio si el automóvil se carga con energía renovable", señala un estudio del Consejo Internacional de Transporte Limpio, citado por el medio.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT