Actualidad

Las polémicas casetas prefabricadas en las que Madrid acogerá a solicitantes de asilo "latinoamericanos"

Publicado:
Las declaraciones de un responsable político de Ayuntamiento de la capital, anunciando que su perfil "no es conflictivo" porque en su mayoría procederán de Venezuela, han levantado las críticas.
Las polémicas casetas prefabricadas en las que Madrid acogerá a solicitantes de asilo "latinoamericanos"

El Ayuntamiento de Madrid está habilitando 32 casetas prefabricadas destinadas a 294 solicitantes de asilo como medida de urgencia ante las dificultades surgidas por el aumento de peticionarios de la condición de refugiados. Están siendo ubicadas en uno de los barrios obreros del sur de la capital, el ensanche de Vallecas.

Tanto su ubicación, en un polígono industrial de uno de los distritos más populares de Madrid, donde tanto históricamente como en la actualidad se ha demandado un aumento de servicios públicos para proveer a su población, como, sobre todo, las palabras de uno de los responsables políticos encargado de esta operación, han levantado una gran polémica.

Ha sido el Delegado del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid, Pepe Aniorte Rueda, quien ha afirmado que estas casetas serán destinadas a familias de origen latinoamericano, "sobre todo de Venezuela", cuyo perfil "no es conflictivo".

Así, ha asegurado que "los vecinos de Villa de Vallecas pueden estar tranquilos", con la llegada de estas familias, con menores a cargo, demandantes de asilo.

Las casi 300 personas que se prevén acoger en este centro temporal y rotatorio, podrán permanecer en estos barracones entre 15 y 30 días "hasta que el Ministerio competente se haga cargo de ellos", según ha indicado Aniorte. La rotación también sirve para evitar así "cualquier riesgo de crear un foco de marginalidad", según el propio Consistorio.

Acusaciones de racismo

Las palabras del responsable de Asuntos Sociales del Ayuntamiento han cosechado numerosas criticas y han sido tachadas de racistas, al extraer de ellas que la nacionalidad determina el nivel de conflictividad.

De hecho, numerosas personas han reclamado a Aniorte que aclarase, según su parecer, cuáles eran las nacionalidades conflictivas.

Las críticas entroncan con la postura del partido ultraderechista Vox, que sostiene con sus votos el Gobierno de los dos partidos conservadores –Partido Popular y Ciudadanos– en la Comunidad de Madrid y en la Alcaldía de la capital. El partido liderado por el dirigente de extrema derecha Santiago Abascal ha distinguido en público en numerosas ocasiones entre la inmigración 'buena' y 'mala', englobando en el primer caso a los migrantes de origen latinoamericano y señalando en el segundo especialmente a aquellos de origen magrebí, árabe o subsahariano.

La excepcionalidad venezolana

Según las declaraciones de Aniorte, los futuros moradores de estos barracones serán familias de procedencia venezolana mayoritariamente. En 2019, por cuarto año consecutivo, los venezolanos encabezaron el listado de solicitantes de asilo.

El caso de los venezolanos es particularmente llamativo. 39.776 personas de esta nacionalidad han recibido durante 2019 un permiso para residir y trabajar legalmente en España por razones humanitarias por un plazo de un año, prorrogable por 12 meses más.

Su situación es excepcional puesto que este permiso se ha concedido casi en exclusiva a venezolanos solicitantes de asilo que no cumplen con los requisitos establecidos para ser reconocidos como refugiados, pero que lo consiguen de manera casi automática gracias a una decisión del Gobierno de España.

Para comparar, se han emitido menos de un centenar de estas autorizaciones a personas de otras nacionalidades, entre las que se encuentran la ucraniana (27), salvadoreña (22), hondureña (13) y colombiana (10). Se da la circunstancia de que esta última nacionalidad es el segundo grupo que más demandas de asilo ha presentado.

La Oficina de Asilo, bajo el mando del Ministerio del Interior, desde mediados del año pasado comenzó a priorizar la resolución de las solicitudes de venezolanos para dar un respiro al sistema, que se encontraba colapsado con alrededor de 120.000 expedientes sin resolver, aproximadamente una cuarta parte del total de los casos pendientes de la Unión Europea.

2,5 millones de euros para unas instalaciones que se completarán en marzo

Las obras para la adecuación de los 32 barracones ya han comenzado, pero no se prevé que concluyan hasta el mes de marzo. En la primera fase se están acondicionando 12 viviendas y se espera que para finales de este mes de enero ya cuenten con instalaciones de agua, luz y saneamiento y puedan albergar a 96 solicitantes de asilo.

A finales de febrero se espera que estén operativos otros 14 habitáculos, que darán cobijo a otras 140 personas, y en marzo se concluirá la instalación de las últimas seis casetas. En total, el gasto del Ayuntamiento será de 2,5 millones de euros.

Aunque el Consistorio los ha denominado viviendas y diversos medios recogían que los habitáculos tendrían una medida de 60 metros cuadrados, en los que se incluirían tres habitaciones, cocina, salón y baño, Aniorte ha asegurado este martes a las Asociaciones de Vecinos de la zona que no son viviendas, sino un centro de acogimiento temporal de familias, donde se instalarán dormitorios y aseos y que carecerán de cocina puesto que la comida se les servirá mediante un servicio de catering, según la Asociación de Vecinos del Ensanche de Vallecas Este.

El funcionario les confirmó también que el centro tendrá una dotación económica propia y que los solicitantes de asilo no van a hacer uso de los recursos del distrito, como colegio, médico o servicios sociales, y que incluso tendrán una farmacia propia.

Según los datos proporcionados por el Consistorio (296 personas acogidas en 32 barracones), cada uno de los módulos deberá acoger a entre 9 y 10 personas.

Madrid desbordada

En un principio Madrid pensaba destinar estos habitáculos a 200 personas, aunque al final el número se ha elevado hasta las 294 por las necesidades sobrevenidas por el aumento del número de demandantes de asilo. Se da la circunstancia de que en la región de Madrid los venezolanos representan alrededor del 80 % de quienes solicitan la condición de refugiado.

Esta solución de urgencia llega después de las imágenes que se han podido ver durante los últimos meses de familias con menores, algunos incluso de meses de edad, durmiendo en las calles ya durante los meses de frío sin que las administraciones aportasen ninguna solución, porque se aducía que los centros de los que dispone Madrid se encontraban colapsados.

Récord de solicitudes de asilo

Según los datos hechos públicos por el Ministerio del Interior de España, en 2019 se registraron en el país 118.264 solicitudes de asilo, un nuevo récord, si se compara con 2018, cuando se recibieron 54.065.

Ese año, el 35 % de la totalidad de las solicitudes (40.906) fueron de venezolanos. En segundo lugar se encontraba Colombia (29.363), seguida de Honduras (6.792), Nicaragua (5.931) y El Salvador (4.784).

El Ministerio del Interior resolvió en el ejercicio pasado 62.398 de esas peticiones y en total ha reconocido la protección internacional a 3.156‬ peticionarios de asilo: 1.653 han obtenido la condición de refugiado y 1.503 se han podido acoger a una figura de la protección subsidiaria. 

Así, salvo por la excepción hecha con los ciudadanos de nacionalidad venezolana, que aún habiendo rechazado su petición de asilo se les ha dotado de un permiso humanitario, son los sirios el colectivo que ha logrado una mayor protección del Estado español, con 1.804 peticiones aceptadas, seguidos de El Salvador (245), Honduras (226), Marruecos (195) y Nicaragua (167).

Nuria López

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19