Actualidad

Víctima de un obispo pederasta cuenta cómo este usaba su amistad con la familia real británica y Margaret Thatcher para parecer "inexpugnable"

Publicado:
Peter Ball abusó sexualmente de 18 jóvenes de entre 17 y 25 años mientras ejercía su cargo de obispo de Lewes, en las décadas de los 70 y los 90.
Víctima de un obispo pederasta cuenta cómo este usaba su amistad con la familia real británica y Margaret Thatcher para parecer "inexpugnable"

El obispo británico Peter Ball, condenado por abusos sexuales, cultivaba relaciones con personajes de la realeza y las usaba para intimidar a sus víctimas y garantizar su impunidad, se afirma en la serie documental 'Exposed: The Church's Darkest Secret' ('Expuesto: el secreto más oscuro de la Iglesia), estrenada este lunes por el canal BBC Two.

"Decía lo bien que se llevaba con la Reina Madre [Isabel Bowes-Lyon]. [...] Seguía de manera impertinente mencionando su amistad con el príncipe Carlos, [a la manera en que] alguien hablaría de sus amigos", recuerda en la película una de las víctimas de Ball, James Cliffl, al explicar en qué grado lo impresionaban tales menciones.

Inexpugnable

"En un momento era amigo de alguien tan bajo como yo; al minuto siguiente estaba entrando en la conversación y [resultaba que] era consejero de la realeza. Simplemente, reforzaba su especialidad y la idea de que era inexpugnble", dice Cliff.

David Greenwood, abogado de las víctimas del obispo, indica que Ball "era un miembro activo de la alta sociedad, había pasado años congraciándose a sí mismo con los miembros del 'establishment'".

"Había cultivado una amistad con Margaret Thatcher, fue a Highgrove [residencia del príncipe de Gales] para rezar con el príncipe Carlos. […] Peter Ball se hizo amigo de Carlos Windsor", sostiene el jurista.

Ball abusó sexualmente de 18 jóvenes de entre 17 y 25 años mientras ejercía su cargo de obispo de Lewes, entre las décadas de los 70 y los 90. Aunque fue acusado a inicios de los 90, la Policía no investigó el caso, que fue reabierto solo en 2012. Tres años después, fue condenado a 32 meses en prisión; no obstante, fue liberado en el 2017 tras cumplir solo una mitad de la pena. Murió en junio del año pasado.

Covid19