Actualidad

Resuelven el caso de una adolescente violada y asesinada en 1976 gracias a una base de datos genealógica

Publicado:
El asesino falleció en 1981 por su propia mano, al cortarse una arteria mientras le infería 28 puñaladas a otra de sus víctimas.
Resuelven el caso de una adolescente violada y asesinada en 1976 gracias a una base de datos genealógica

El asesinato de una adolescente estadounidense de 16 años, violada y asfixiada hace exactamente 44 años, fue resuelto este lunes gracias a un análisis genético.

Pamela Maurer desapareció el 12 de enero de 1976, tras salir sola de la casa de un amigo en Lisle (Illinois, EE.UU.) para comprar un refresco. Su cuerpo fue hallado al día siguiente, en una carretera y junto a una manguera de goma con la que seguramente fue asfixiada, después que sus padres denunciaran su desaparición, recoge FOX 32 Chicago.  

Desde entonces, la identidad del asesino fue un misterio, "a pesar de una investigación exhaustiva por parte de la Policía", dijo este lunes el fiscal estatal del condado de DuPage, Robert Berlin, en una conferencia de prensa. Pero finalmente, señaló, el crimen fue resuelto.

Los investigadores recurrieron a un nuevo tipo de análisis de ADN e identificaron al asesino de la joven como Bruce Lindahl, fallecido cinco años después del crimen.

"Sospecho que era un asesino en serie", dijo un detective de la policía de Lisle, Chris Loudon. "Finalmente le pusimos un nombre y una cara a este monstruo".

¿Hubo otras de víctimas?

Bruce Lindahl, que tenía 23 años cuando asesinó a Maurer, falleció en 1981 por su propia mano. En ese entonces, al atacar y apuñalar 28 veces con un cuchillo de cocina a otra de sus víctimas, Charles Huber, de Naperville, de 18 años, accidentalmente se cortó una arteria de una pierna y murió desangrado.

Los investigadores creen que Lindahl podría ser el autor de otros asesinatos en el área; entre ellos, el de Deborah McCall, una estudiante que desapareció en noviembre de 1979. Posteriormente, la Policía halló fotos de la joven en la casa de Lindahl, junto con los de otras mujeres a las que ahora los investigadores están tratando de identificar.

Según Berlin, también se sospecha que el criminal pudo haber ordenado a un compañero de habitación el asesinato de Debra Colliander, una mujer que previamente acusó a Lindahl de secuestro y violación. Colliander desapareció poco antes de poder testificar contra el hombre y fue encontrada años después enterrada en el municipio de Oswego.

¿Cómo se identificó al asesino?

La identificación de Lindahl se basó en un nuevo tipo de análisis de ADN, llamado genealogía genética de investigación y usado en Illinois por primera vez. Los investigadores utilizaron el ADN que fue encontrado en el cuerpo de Maurer y, a través de los datos de ADN disponibles públicamente, construyeron un posible árbol genealógico del sospechoso.  

Una vez que identificaron a Lindahl, los fiscales exhumaron su cuerpo y compararon las muestras de ADN, que coincidieron con las del asesino.

La familia de Maurer

Según Loudon, al recibir la noticia sobre la resolución del crimen, la familia "mostró mucho alivio".

"El padre pensaba que nunca se cerrararía el asesinato de su hija", explicó el detective.

"Sé que él [el padre] estaba muy agradecido de saber que la persona responsable de la muerte de su hija, a una edad tan temprana, haya sido identificada", agregó.

RT