Actualidad

Secuencian el genoma del calamar gigante, un animal que nunca ha sido capturado vivo y del cual no se sabe prácticamente nada

Publicado:
La biología de este raro animal marino, e incluso cómo se reproduce, sigue siendo en gran parte un misterio.
Secuencian el genoma del calamar gigante, un animal que nunca ha sido capturado vivo y del cual no se sabe prácticamente nada

Científicos publicaron este jueves en la revista GigaScience la secuencia completa del genoma del calamar gigante, un estudio que ayudó a obtener información importante sobre la anatomía y la evolución de este misterioso animal marino de inmersión profunda, del cual no se sabe prácticamente nada. 

Los calamares gigantes pueden alcanzar el tamaño de un autobús escolar, sus tentáculos pueden atrapar presas que se encuentran a 9 metros y sus ojos son grandes como platos de comida. Raramente son vistos en el océano, y nunca han sido capturados vivos, por lo que la biología de este cefalópodo, e incluso cómo se reproduce, sigue siendo en gran parte un misterio.

Ahora, los investigadores analizaron en el calamar gigante varias familias de genes antiguos conocidos, y las compararon con las de otras especies de cefalópodos que se han secuenciado, y también con el genoma humano.

"Se parecen mucho a otros animales"

El genoma del calamar gigante tiene un tamaño acorde al del animal: contiene unos 2.700 millones de pares de bases de ADN, lo que significa que es aproximadamente un 90 % más grande que el genoma humano.

Los científicos encontraron que importantes genes de desarrollo en casi todos los animales estaban presentes en copias únicas solo en el genoma del calamar gigante. Esto significa que la enorme criatura invertebrada no alcanzó su gran tamaño mediante la duplicación del genoma completo, una estrategia que la evolución llevó a cabo hace mucho tiempo para aumentar el tamaño de los vertebrados.

Además, en el genoma del animal marino fueron identificados más de 100 genes de la familia de las protocadherinas, que son importantes para conectar correctamente un cerebro complejo y generalmente no se encuentran en abundancia en los invertebrados. 

Por último, los investigadores descubrieron en el calamar gigante una familia de genes llamados reflectinas, que codifican una proteína que participa en la fabricación de iridiscencias

"En lo que respecta a sus genes, descubrimos que los calamares gigantes se parecen mucho a otros animales", señaló una de los autores del estudio, Caroline Albertin, citada por el portal ScienceDaily. 

"Tener este genoma del calamar gigante es un nodo importante para ayudarnos a comprender qué hace que un cefalópodo sea un cefalópodo. Y también puede ayudar a comprender cómo surgen genes nuevos y novedosos en la evolución y el desarrollo", señaló Albertin, quien, junto con su equipo, todavía tiene que descubrir cómo este animal marino adquirió su gigantesco tamaño y cómo desarrolló el cerebro más grande entre los invertebrados, así como su agilidad y la habilidad de camuflaje instantáneo.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19