Actualidad

La razón porque SpaceX destruirá un cohete suyo en pleno vuelo de prueba de Crew Dragon

Publicado:
Un minuto y medio tras el despegue, los motores de Falcon 9 se apagarán y el cohete 9 caerá a la tierra.
La razón porque SpaceX destruirá un cohete suyo en pleno vuelo de prueba de Crew Dragon

A las 8:00 de la mañana (13:00 GMT) de este sábado se abrirá una ventana de cuatro horas para el despegue de un cohete Falcon 9 de SpaceX desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA, en Florida (EE.UU.), para realizar la última prueba crucial del sistema de aborto de lanzamiento de la nave espacial Crew Dragon.

Los motores de emergencia de la Crew Dragon, conocidos como SuperDraco, deben activarse en caso de que se presente una falla durante el lanzamiento de Falcon 9. Su objetivo principal es alejar a la tripulación del cohete potencialmente accidentado y ponerla a salvo.

Antes de la prueba de este sábado, SpaceX configurará el Crew Dragon para activar intencionalmente los propulsores de aborto SuperDraco aproximadamente un minuto y medio después del despegue, "para demostrar la capacidad de Crew Dragon de separarse con seguridad del cohete Falcon 9 en el improbable caso de una emergencia en vuelo", reza un comunicado de la NASA.

Luego los motores principales del cohete se apagarán y Falcon 9 caerá a la tierra. SpaceX recuperará los restos del cohete después de terminar la prueba.

Mientras tanto, "la nave espacial se dirigirá pasivamente al apogeo, el punto más alto de su arco", tras lo cual "los propulsores Draco más pequeños reorientarán la nave espacial para su reentrada y despliegue de paracaídas".

La cápsula caerá suavemente en el océano Atlántico, donde los equipos de recuperación estarán listos para sacar el vehículo del agua. Actualmente se desconoce en qué zona del océano Atlántico caerá la Crew Dragon.

Nadie estará a bordo de la nave espacial Crew Dragon durante esta prueba, pero SpaceX tratará este simulacro como si fuera una emergencia real, ya que representa el último obstáculo para que SpaceX pueda realizar los vuelos tripulados hacia la Estación Espacial Internacional.

Otro paso hacia la primera misión tripulada

SpaceX ya probó con éxito el mismo sistema de emergencia en  noviembre del 2019, pero este simulacro se realizó en tierra. Anteriormente, los propulsores de aborto SuperDraco fueron una fuente de gran preocupación para SpaceX, después de que en abril pasado una cápsula de prueba explotara cuando los motores se encendieron varias veces durante los ensayos.

Tras varios meses de investigación, se descubrió que el problema lo ocasionó una válvula con fugas, y los técnicos empezaron a trabajar para resolverlo. Con la prueba de noviembre, el inconveniente que ocasionó el accidente fue solucionado, y la compañía pudo avanzar en el desarrollo de la nave espacial que pretende llevar de manera segura a los astronautas al espacio.

Si la prueba de este 18 de enero resulta ser exitosa, Space X podrá realizar su primera misión tripulada, protagonizada por dos astronautas de la NASA, Bob Behnken y Doug Hurley, a la EEI para una estadía de dos semanas. Si ese vuelo se realiza sin problemas, la NASA certificará a Crew Dragon y el vehículo podrá comenzar vuelos regulares con tripulación, incluso transportando socios internacionales.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19