Actualidad

Demandan a Delta Airlines después de que uno de sus aviones arrojara combustible sobre una escuela en Los Ángeles

Publicado:
Una de los denunciantes está preocupada por los efectos sobre su salud a largo plazo, así como la de sus estudiantes, colegas y amigos.
Demandan a Delta Airlines después de que uno de sus aviones arrojara combustible sobre una escuela en Los Ángeles

Cuatro maestros de la escuela primaria de la localidad de Cudahy (Los Ángeles, EE.UU.) presentaron este viernes una demanda contra la compañía Delta Airlines, después de que uno de sus aviones arrojara combustible este martes sobre el centro educativo, sosteniendo que el hecho les provocó angustia emocional y física. El incidente dejó20 niños y 11 adultos afectados.

Una de las mujeres explicó que llegó a pensar que estaban bajo un ataque terrorista, cuando presenció lo ocurrido: "Pensé que estaba lloviendo, y luego capté el olor del combustible", recoge Los Angeles Times.

Al percatarse de la situación la maestra, temiendo por la seguridad de sus alumnos, los hizo entrar en el edificio, señalando que los menores estaban asustados y llorando.  

"Poco después, mi cabeza me comenzó a doler y empecé a sentir náuseas. No podía oler nada más que gas", aseguró revelando que los síntomas persistieron hasta el día siguiente y ahora está preocupada por los efectos para su salud a largo plazo, así como la de sus estudiantes, colegas y amigos.

La demanda fue presentada en el Tribunal Superior del Condado de Los Ángeles y sostiene que el combustible para aviones es dañino y peligroso para los humanos y puede causar daño hepático, disminución de la respuesta inmune, deterioro del rendimiento en las pruebas de función neurológica y problemas de audición.

En total 60 personas tuvieron que recibir ayuda después de que la tripulación del vuelo 89 de Delta Airlines con destino a Shanghái (China) arrojara combustible sobre varias escuelas de Los Ángeles.

Tras el incidente, Delta Airlines argumentó en una declaración que la maniobra era necesaria como parte del procedimiento normal "para alcanzar un peso de aterrizaje seguro". Asimismo, señaló que "13 equipos de limpieza" fueron destinados para ayudar a las autoridades locales a descontaminar las áreas afectadas alrededor de las escuelas.

Por su parte, los reguladores federales señalaron que el combustible del Boeing 777 debería haber sido vertido sobre un sector despoblado y desde mayor altura para garantizar que se atomizara y se dispersara antes de llegar al suelo.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19