Actualidad

Institutos de Rusia, EE.UU. e Italia plantean la creación de una base habitable en un satélite de Marte

Publicado:
Los especialistas sugieren que desde la superficie de Fobos sería más fácil realizar el estudio profundo del planeta Rojo y dirigir la posterior construcción de una infraestructura en Marte.
Institutos de Rusia, EE.UU. e Italia plantean la creación de una base habitable en un satélite de Marte

Institutos de Rusia, EE.UU. e Italia han propuesto un proyecto para la creación de una base habitable en Fobos, satélite de Marte, según se indica entre los puntos principales del informe que presentarán en el marco de las 44.° Lecturas Académicas sobre Astronáutica, que tendrán lugar del 28 al 31 de enero en Moscú, informa TASS.

Especialistas de la Universidad Técnica Estatal Bauman de Moscú, del Instituto de Arquitectura de Moscú (Rusia), de la Universidad de Houston (EE.UU.) y de la Universidad de Génova (Italia) plantean que desde la superficie de ese satélite sería más fácil realizar un estudio profundo del planeta Rojo y dirigir la construcción de infraestructura en su superficie.

Los desarrolladores del proyecto opinan que esta base tendría varias ventajas. En primer lugar, la creación y el mantenimiento de la instalación costaría mucho menos que una base similar construida directamente en Marte, y los costos podrían ser comparables a los de una base lunar.

Además, la distancia entre algunas partes de Marte y Fobos es de solo 6.000 a 9.000 kilómetros, con lo cual el retardo de señal durante las transmisiones de información sería de 0,02 a 0,03 segundos. "Este valor de retardo proporciona una capacidad de control remoto cómodo, en tiempo real, sobre los robots en la superficie de Marte", señala el informe.

"Lo más racional es colocar la base en el área central del lado visible para Marte del satélite Fobos, en las suaves colinas ubicadas a pocos kilómetros del borde del cráter Stickney", detallan los investigadores.

Etapas de la construcción

En la primera etapa de construcción de la base, los especialistas ofrecen instalar soportes especiales en el terreno durante el aterrizaje con velocidad alta. Después, robots móviles de un primer tipo colocarán una capa protectora en la zona de operaciones de despegue y aterrizaje y ajustarán cables entre los soportes, lo que aumentará su firmeza. Esta infraestructura servirá para todos los movimientos dentro de la base, añaden los investigadores. En el futuro, los mencionados robots proporcionarán operaciones de transporte dentro de esas mismas instalaciones, así como para el aterrizaje y lanzamiento de naves espaciales.

Por su parte, robots de un segundo tipo abrirán zanjas de cimentación de pilotajes para la creación de los futuros módulos de la base.

Se supone que en esa primera etapa de desarrollo, una tripulación de seis personas podrá ya asentarse después que sea erigido el primer módulo. Este sería el componente principal de la base y estaría equipado con todo lo necesario para una larga estancia, como una cocina, cuartos para la higiene y el entrenamiento, un taller de reparaciones y equipos de control remoto de los robots.

A su vez, el segundo módulo estaría destinado a la reproducción parcial de los bienes consumibles, e incluiría tanto un invernadero como el equipo tecnológico correspondiente y otro para la investigación científica, médica y biológica.

El tercer módulo será necesario para "aumentar el grado de comodidad de la tripulación" y albergará seis camas permanentes, un área médica y otra recreativa.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19