Actualidad

Una niña indígena de 12 años sufre un "trauma psicológico" tras ser esposada y detenida por la Policía en un banco en Canadá

Publicado:
Los hechos ocurrieron después de que la menor canadiense, acompañada con su abuelo, intentara abrir una cuenta en una sucursal del Banco de Montreal.

Una niña indígena de 12 años que fue detenida por la Policía canadiense debido a un error del personal de un banco, está recibiendo ayuda psicológica para lidiar con el "trauma" que le dejó el injusto arresto, afirmó en una entrevista con CBC su abuelo, Maxwell Johnson.

El incidente ocurrió el pasado 20 de diciembre, cuando Tori-Anne (el apellido de la chica no ha sido revelado) y Johnson, originarios de Bella Bella, una comunidad indígena del pueblo Heiltsuk en la isla de Campbell, al oeste de Canadá, acudieron a una sucursal del Banco de Montreal (BMO) para abrir una cuenta. Allí un empleado de la entidad tuvo dificultades para validar sus documentos y llamó 911.

"Estaba asustada", admitió Tori-Anne, que fue esposada y pasó 45 minutos detenida. "Intento con todas mis fuerzas no pensar en ello", agregó.

Johnson indicó que tanto él como su nieta han quedado "traumatizados" y ahora sufren de ansiedad, por lo que tienen que recibir asesoramiento psicológico. El hombre está seguro de que "lo que llevó al banco a hacer esa llamada fue la discriminación racial" y "los estereotipos sobre pueblos indígenas".

El caso de la detención de Tori-Anne ha sido objeto de atención mediática. Diez días después del incidente, el BMO pidió disculpas públicamente por lo ocurrido. El alcalde de Vancouver, Kennedy Stewart, que responsabiliza al banco de lo ocurrido, se ha comprometido a examinar los detalles del caso para tomar las medidas necesarias contra lo que considera una denuncia falsa del personal bancario.

Johnson, por su parte, quiere que el asunto sea abordado como un caso de derechos humanos, mientras aspira a que la entidad financiera y la Policía reciban un castigo justo.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19