China cerrará una sección de la Gran Muralla para controlar la propagación del coronavirus

Las autoridades también instaron a las personas que viven en las áreas del brote a quedarse en casa durante 14 días.

China ha anunciado que cerrará una sección de la Gran Muralla como medida para controlar la propagación del nuevo coronavirus. La enfermedad ha llevado al país a cerrar una serie de puntos donde existe aglomeración de personas.

En la capital se han cancelado todas las ceremonias del Año Nuevo chino y los principales eventos públicos. La medida incluye las ferias que se llevan a cabo durante estas festividades e incluso los cines han suspendido sus estrenos.

Las autoridades de Pekín y Shangái instaron a las personas que viven en las áreas del brote a quedarse en casa durante 14 días.

Por otra parte, en la ciudad de Wuhan ha iniciado la rápida construcción de un hospital especial con capacidad de 1.000 camas para pacientes con coronavirus. Se prevé que el edificio se culmine el 3 de febrero, informan medios locales.

COMENTARIOS