Actualidad

Logran acusar a un hombre sospechoso de matar a sus cinco bebés a lo largo de 9 años gracias una nueva técnica de ADN

Publicado:
La nueva tecnología permitió conectar el cadáver de un recién nacido con su asesino y resolver un caso que había estancado durante casi 13 años.
Logran acusar a un hombre sospechoso de matar a sus cinco bebés a lo largo de 9 años gracias una nueva técnica de ADN

En octubre de 2019, investigadores de EE.UU. lograron identificar el cadáver de Nikko Lee Perez, un bebé de un mes de edad, utilizando una nueva técnica de comparación de ADN. Los restos de la víctima fueron encontrados por un pescador hace casi 13 años, en 2007, dentro de una caja sellada y sumergida en un canal cerca de la ciudad de Sacramento (California).

Gracias a esta nueva información, los científicos pudieron conectar al bebé con su padre, Paul Allen Pérez, de 57 años y, la investigación desveló que Nikko tuvo al menos otros cuatro hermanos que habrían sufrido el mismo destino.

Este lunes, las autoridades del condado de Yolo anunciaron que el sospechoso, actualmente en prisión por delitos no relacionados, había sido arrestado bajo la acusación de asesinar a cinco hijos suyos nacidos en California entre los años 1992 y 2001, informa The New York Times.

"A lo largo de mis 40 años de trabajo en las fuerzas del orden, no puedo recordar un caso más inquietante que este", dijo el comisario Tom Lopez en un comunicado. "No puede haber una víctima más vulnerable e inocente que un bebé, y, desafortunadamente, este caso involucra a cinco", añadió.

Todos los pequeños fueron asesinados cuando contaban con menos de seis meses de vida: Kato Allen Perez (1992); Mika Alena Perez (1995); Nikko Lee Perez (1996); Nikko Lee Perez (1997) y Kato Krow Perez (2001).

Antes de conectar el cuerpo de Nikko con su padre, los autoridades solo habían podido confirmar la muerte de uno de los otros cuatro hijos del hombre: su primera víctima, Kato Allen. Los restos de los otros tres bebés todavía no han sido encontrados, pero la investigación sigue su curso.

Perez fue acusado de cinco cargos de asesinato en primer grado con circunstancias agravantes, como tortura y alevosía, y de cuatro cargos relacionados con agredir a un niño menor de 8 años con una fuerza que podría causar la muerte.

Su arresto se produjo días antes de que fuera liberado de la prisión estatal de Kern Valley, donde está encarcelado desde 2010 por delitos que incluyen el robo de vehículos y posesión de arma mortal.

Si es declarado culpable de los cargos de asesinato, se enfrenta a una pena de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional o a la pena de muerte, dijo el fiscal del distrito, Jeff Reisig.

Covid19