Actualidad

Una rara y llamativa babosa rosada ha logrado sobrevivir a los incendios en Australia

Publicado:
Cerca de 60 ejemplares del molusco fueron avistados en el Parque Nacional Monte Kaputar, un área considerada su único hábitat en el mundo y el de más de 20 especies de caracoles y otras babosas.
Una rara y llamativa babosa rosada ha logrado sobrevivir a los incendios en Australia

Una rara especie de babosa de color rosa fluorescente ha sobrevivido a los incendios forestales que azotan Australia, informó el Servicio de Parques Nacionales y Vida Silvestre de ese país (NPWS, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con ese organismo, cerca de 60 ejemplares del molusco fueron avistados por guardabosques luego de las recientes lluvias que se registraron en el Parque Nacional Monte Kaputar, en Nueva Gales del Sur, un área considerada su único hábitat en el mundo y el de más de 20 especies de caracoles y otras babosas

El fuego causó un gran impacto en el ecosistema del denominado técnicamente como 'Triboniophorus aff. graeffei', por lo que los especialistas temían por el futuro de la especie. "Puede que no sean tan lindos como los koalas o los ualabíes, pero esta especie también juega un papel importante en su ecosistema", dijo la NPWS.

Frank Kohler, expertos en moluscos del Museo de Australia, considera que estos animales lograron resistir a la tragedia ambiental porque se habrían protegido del calor ocultándose entre las grietas de las rocas. Sin embargo, se calcula que más del 90 % de su población habría muerto en los incendios, ya que muchas de ellas suelen hibernar en la corteza de los árboles. Además, los hongos, musgo y moho que les sirven de alimento también perecieron por el fuego.

Aunque Kohler estima que la población de estas babosas debería recuperarse relativamente rápido, la erosión actual del paisaje en el que habitan las hace presas fáciles de pájaros y mamíferos hambrientos que logran distinguirlas por su llamativo color. Tampoco se descarta la posibilidad de que esa característica pueda provocar el efecto contrario y actuar como advertencia que disuada a sus depredadores.

La 'Triboniophorus aff. graeffei' sale en las noches para alimentarse y regresar a su escondite en las mañanas. Pueden llegar a medir alrededor de 20 centímetros de largo y seis de ancho. Desde el 2013 estas babosas se convirtieron en la primera especie de caracoles terrestres en peligro de extinción legalmente reconocida en Australia, asegura el diario local ABC News.

La singular diversidad ecológica del Monte Kaputar incluye tres especies de caracoles carnívoros que no se encuentran en otro lugar del planeta y es probable que también se hayan visto afectados. La situación actual que viven tanto babosas como caracoles podría provocar un desequilibrio en el ecosistema, ya que otros animales dependen de ellos como fuente principal de alimento.

"Las especies no existen independientemente de otras especies, y debemos tratar de mantener todo el sistema y todas ellas dentro de él, y protegerlas de impactos ambientales como los incendios", explicó Kohler.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19