Actualidad

Liberan por primera vez un insecto genéticamente modificado en un campo abierto en EE.UU.

Publicado:
Los autores del estudio opinan que este método ayudará a allanar el camino para combatir definitivamente y sin el uso de insecticidas las plagas agrícolas que dañan los cultivos.
Liberan por primera vez un insecto genéticamente modificado en un campo abierto en EE.UU.

Científicos de la Universidad de Cornell (Nueva York, EE.UU.) por primera vez han liberado en un campo abierto insectos genéticamente modificados con el objetivo de disminuir radicalmente la población de su especie. 

Se trata de la palomilla dorso de diamante ('Plutella xylostella'), también conocida como polilla de la col, un insecto muy dañino para los cultivos del género Brassica, como el repollo, el brócoli, la coliflor y la canola.

¿Cómo funciona esta técnica?

Los genes de las polillas macho fueron modificados de tal manera que al aparearse transmiten a la descendencia un gen que impide la supervivencia de las orugas hembra. Con liberaciones sostenidas, la población de plagas se suprime de una manera específica y ecológicamente sostenible, afirman los científicos.

Esta prueba de campo se ha basado en un estudio anterior realizado en invernaderos por el mismo equipo de investigadores. Entonces se demostró que la liberación sostenible de la cepa autolimitada suprimió efectivamente la población de plagas y evitó el desarrollo de resistencia a un insecticida, una situación beneficiosa para el control de plagas.

"Nuestra investigación se basa en la técnica de insectos estériles para el manejo de insectos que se desarrolló en la década de 1950", cita Eurek Alert al profesor Anthony Shelton del Departamento de Entomología de AgriTech de la Universidad de Cornell. "Usar la ingeniería genética es simplemente un método más eficiente para llegar al mismo fin", aseguró.

El reciente estudio, que busca evaluar el potencial de la liberación de la polilla de la col genéticamente modificada en el ámbito de la protección de cultivos en el futuro, fue publicado  este 29 de enero en la revista Frontiers in Bioengineering and Biotechnology.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19