Actualidad

Un cartero alquiló un almacén donde guardó miles de cartas sin entregar porque se sentía "abrumado" con el trabajo

Publicado:
El hombre será sentenciado el 12 de febrero por un tribunal federal de EE.UU. y podría enfrentar una pena de hasta 5 años de prisión.
Un cartero alquiló un almacén donde guardó miles de cartas sin entregar porque se sentía "abrumado" con el trabajo

Un trabajador de la oficina de Correos de la ciudad de Chesapeake (Virginia, EE.UU.) se declaró culpable de almacenar miles de cartas en vez de entregarlas a sus destinatarios. El hombre será sentenciado el 12 de febrero por un tribunal federal y podría enfrentar desde una multa hasta una condena de 5 años de prisión.

Jason Delacruz, que trabajaba para el Servicio Postal de EE.UU. desde junio de 2018, justificó su conducta afirmando que se sentía "abrumado" y "presionado" y no podía completar las entregas. El cartero admitió asimismo haber alquilado un pequeño almacén por 49 dólares al mes con el propósito de guardar el correo que no lograba repartir, informa WTKR.

Primeras sospechas

La investigación se inició el 29 de mayo de 2019 después de que la oficina postal recibiera la denuncia de que uno de sus empleados había sido visto descargando correspondencia en un trastero. El testigo llegó incluso a fotografiar al sospechoso.

Las autoridades descubrieron que Delacruz había empezado a guardar cartas a finales de 2018 y desde febrero de 2019 alquilaba el almacén donde estuvo guardando el correo no entregado hasta que fue descubierto.

El hombre se defendió diciendo que tenía la intención de entregar los envíos a sus destinatarios cuando tuviera tiempo, pero no pudo llegar a hacerlo. En total, los investigadores encontraron en el lugar 97 cartas de primera clase que incluían correspondencia del Departamento de Vehículos Motorizados, compañías de seguros, extractos bancarios y otros documentos como declaraciones de impuestos.

Asimismo, los agentes hallaron 115 revistas y otras publicaciones, además de 4.723 cartas publicitarias y cupones y un paquete sin entregar.

Covid19