Actualidad

Multan con más de 200.000 dólares a una familia por destruir deliberadamente ruinas medievales en Reino Unido

Publicado:
Los inculpados realizaron trabajos de construcción que fueron calificados como un acto "cínico de vandalismo cultural" en un sitio considerado de importancia histórica y arqueológica a nivel nacional.
Multan con más de 200.000 dólares a una familia por destruir deliberadamente ruinas medievales en Reino Unido

Una familia fue multada en el Reino Unido con 160.000 libras esterlinas (aproximadamente 207.000 dólares) por causar daños irreparables a una aldea medieval ubicada en el pueblo inglés de Withybrook, informó este lunes la Comisión de Edificios y Monumentos Históricos de Inglaterra.

La institución llevó el caso a los tribunales después que John Mac, de 58 años, su esposa Elizabeth y su hija Heather realizaran trabajos de construcción en el lugar, entre 2015 y 2018, sin el consentimiento ni aprobación de las autoridades.

Las citadas ruinas medievales, consideradas de importancia histórica y arqueológica a nivel nacional, se encuentran en un terreno que es propiedad de los inculpados.

"Vandalismo cultural"

La familia removió la tierra, construyó una pista de cuatro metros de ancho e instaló tuberías, postes y cercas. Las obras resultaron en la pérdida de un importante camino medieval y daños en una edificación histórica. Además, ignoraron en repetidas ocasiones las advertencias de las autoridades.

"A pesar de las advertencias escritas y verbales de los inspectores de Historic England y del Consejo de Rugby Borough Planning, los Mac no tomaron medidas para reducir o minimizar el daño al sitio y no ayudaron con la investigación", señaló un portavoz de la Comisión de Edificios y Monumentos Históricos de Inglaterra, recoge Rugby Advertiser. Según alegó ese organismo, los destrozos "no fueron cometidos por accidente", sino que "fueron deliberados y sostenidos".

Por su parte, la concejala Jill Simpson-Vince calificó las obras como un acto "cínico de vandalismo cultural" que ha ocasionado un "daño irreparable a un sitio histórico protegido". "La severidad de las multas impuestas por el juez envía un mensaje claro a los propietarios", agregó.

Al dictar la sentencia, en un tribunal de Warwick, el juez señaló que los acusados no mostraron ningún remordimiento por sus acciones y tampoco manifestaron intención de remediar el daño causado. El magistrado hizo referencia a la deshonestidad de los involucrados y su intento de retrasar la intervención de las autoridades.

Covid19