Actualidad

Suspenden al Centro Nacional de Memoria Histórica de Colombia de una prominente red internacional por negar el conflicto armado

Publicado:
Las omisiones del director de esa institución, Rubén Darío Acevedo Carmona, fueron las causantes de la expulsión de la Coalición Internacional de Sitios de Conciencia.
Suspenden al Centro Nacional de Memoria Histórica de Colombia de una prominente red internacional por negar el conflicto armado

La Coalición Internacional de Sitios de Conciencia notificó este lunes la expulsión del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) de Colombia, puesto que el director de esa institución, Rubén Darío Acevedo, se negó a aclarar las inquietudes de la Red de Sitios de Memoria Latinoamericanos y Caribeños (RESLAC) sobre sus "pronunciamientos excluyentes y parcializados" sobre el conflicto armado.

La coalición es calificada como una de las más importantes redes internacionales de memoria, y la salida de Colombia se da en un momento conflictivo para el país suramericano ante el recrudecimiento de la violencia contra los desmovilizados de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y los señalamientos sobre las profundas fallas en el proceso de paz.

La carta, fechada este lunes y dirigida a Acevedo, fue firmada por la directora ejecutiva de la coalición, Elizabeth Silkes, quien consideró que el silencio del funcionario colombiano ante las peticiones de la red, desde hace cuatro meses, eran la señal de que "no está dispuesto a suscribir los principios" de esa comunidad.

Entre esos principios se enumeran el reconocimiento al conflicto armado en Colombia, la garantía del derecho a la verdad para las víctimas, el reconocimiento de la centralidad de las víctimas de todos los actores armados, el apoyo a los ejercicios de memoria desde la sociedad civil y la construcción de una cultura de convivencia para la no repetición.

El funcionario ya había sido objeto de un debate en el Congreso, impulsado por los senadores Iván Cepeda, María José Pizarro, Antonio Sanguino y Feliciano Valencia, quienes criticaron cómo el alto funcionario "viene intentando revisar la historia del conflicto armado y la memoria de las víctimas". 

El director del  CNMH se posesionó en el cargo en febrero del 2019, por decisión del presidente Iván Duque, y desde entonces ha afirmado que el país no vive un conflicto armado sino una amenaza terrorista, refiere El Tiempo. Asimismo, afirmó que los denominados 'falsos positivos' –ejecuciones extrajudiciales por parte del Ejército– nunca han sido una política de Estado.

Reconoce la "confusión"

Luego de toda la polémica desatada por la carta, en declaraciones al diario El Tiempo, Acevedo admitió que había cometido un error al no responder a la petición de la Coalición Internacional de Sitios de Consciencia, pero aseguró nunca ha desconocido existencia del conflicto armado.

"En ninguna de las intervenciones públicas que he tenido, que son muchas, he desconocido lo que ordena la Ley Nacional de Víctimas. Siempre he reconocido el conflicto armado en Colombia", sostuvo el funcionario, quien se excusó alegando que quizá se haya referido a ese tema "de otras formas". "El concepto no puede ser un dogma y tampoco se pueden establecer verdades oficiales", agregó.

Según el funcionario, el silencio ante la solicitud de la coalición no fue "de mala fe". "Estamos preparando una carta aclaratoria, reconociendo esta confusión y contestando cada una de estas inquietudes que nos plantean", detalló.  

Críticas

La salida del CNMH de la red internacional ha sido fuertemente criticada por políticos en el país, especialmente desde la izquierda, así como por usuarios en redes sociales.

"La comunidad internacional percibe que el doctor Acevedo está en una campaña por borrar la memoria de las víctimas y, por supuesto, estas medidas son el resultado de su esfuerzo negacionista durante estos meses, en los que no solamente ha intentado por todos los medios frustrar y censurar informes del Centro Nacional de Memoria [Histórica], sino también moldear el futuro Museo de la Memoria a su entender, vehiculando la tesis de que en Colombia no hay conflicto armado", sostuvo Cepeda en entrevista a medios locales.

De igual forma, la segunda Vicepresidenta de la Cámara de Representantes de Colombia, María José Pizarro, consideró que esta expulsión demuestra "el obligatorio cumplimiento del deber de memoria del Estado en la transición hacia la paz".

Por su parte, el Coordinador del Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, Jose Antequera, considera que lo ocurrido devela la falta de compromiso con el reconocimiento de las víctimas del conflicto en Colombia.

Asimismo, el senador y Vocero de Bancada del Partido Verde, Antonio Sanguino, repudió el "negacionismo" del gobierno de Iván Duque y confirmó que el caso será debatido cuanto se inicie período legislativo.

Igualmente, el senador Iván Marulanda cree que el hecho muestra que Colombia está gobernada por personas sin "conciencia de la historia".

Si te ha parecido interesante este artículo, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19