Actualidad

¿Abolicionismo de la prostitución o trabajadoras con derechos? La campaña publicitaria de una cantante reabre el debate en Argentina

Publicado:
Una polémica pieza publicitaria reactivó una permanente controversia de los movimientos feministas a nivel internacional.
¿Abolicionismo de la prostitución o trabajadoras con derechos? La campaña publicitaria de una cantante reabre el debate en Argentina

Los afiches que tapizaron parte de la ciudad de Buenos Aires mostraban a una mujer de cabello largo y suelto hincada, semidesnuda, con medias de red y mirada sugerente. Encima tenía impreso un número de teléfono.

La imagen remitía de inmediato a los papelitos que se suelen colocar por miles y de manera ilegal en las calles para ofrecer servicios sexuales. Y que muchas veces los propios ciudadanos retiran porque están asociados con la explotación y la trata de personas.

Pero este no era el caso. Se trataba solamente de la campaña de la nueva canción de Jimena Barón, una popular cantante y actriz que tiene cientos de miles de seguidores en redes sociales y que cada tanto provoca controversias públicas.

El nuevo escándalo no tardó en estallar. Por todos los medios salieron a criticar a la artista por aprovechar con fines comerciales una tragedia social que afecta a las mujeres, o para apoyarla por visibilizar el reclamo de un sector que promueve el reconocimiento de las prostitutas como trabajadoras con derechos.

La discusión, añeja, no es exclusiva del movimiento feminista de Argentina. En el resto del mundo hay una corriente que milita el abolicionismo de la prostitución por considerar que representa un tipo de violencia contra la mujer, sin importar que esta considere que lo ejerce de manera voluntaria. Lo distingue del simple prohibicionismo porque propone cambiar el foco para criminalizar a los clientes y dejar de perseguir únicamente a las prostitutas.

En la otra vereda están quienes, con el apoyo de diversas organizaciones, pelean para que su trabajo deje de estar penalizado y se regule y se reconozca como cualquier otro, lo que les permitiría tener acceso a la salud, pensiones, jubilaciones, vacaciones y guarderías para sus hijos.

Algunas abolicionistas insisten en vincular el trabajo sexual con la explotación y la trata de personas, pero nunca han ejercido la prostitución e insisten en que la propuesta es terminar con la explotación sexual ajena. En cambio, muchas prostitutas alzan su voz en primera persona para exigir derechos. El problema es que, efectivamente, muchas mujeres son secuestradas y forzadas a prostituirse. La solución no parece fácil, aunque la disyuntiva suele dibujarse en torno a dos posiciones excluyentes: abolicionismo o regulación. ¿Se podría impulsar la lucha contra la explotación sexual, pero también otorgar derechos a las trabajadoras sexuales que se asumen como tales?

Tan solo en Argentina, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos reportó que entre 2009 y 2019 fueron rescatadas 6.163 víctimas de explotación sexual. Hay casos emblemáticos como el de Marita Verón, una joven de 23 años desaparecida en 2002 en la provincia de Tucumán, y María Cash, de 29 años, de la que no se sabe nada desde que, en julio de 2011, tomó un colectivo en una central de autobuses de Buenos Aires con destino a Jujuy. Se sospecha que ambas fueron secuestradas con fines de explotación sexual.

Las cifras y las historias de abusos que suelen contar víctimas de este delito que han logrado ser rescatadas bastan para entender la indignación que provocó Barón, una mujer que padeció violencia de género y que se identifica como feminista.

La cantante decidió dar de baja su polémico afiche luego de defenderse y ensayar unas disculpas. Ni siquiera le sirvió postear una foto con Georgina Arellano, secretaria general de la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina, ya que esta organización que trabaja por los derechos de las trabajadoras sexuales ha sido cuestionada por las denuncias y los procesamientos en contra de algunos de sus dirigentes, acusados por explotación sexual.

Ver esta publicación en Instagram

Les agradecería tomarse el tiempo también, de leer todo.

Una publicación compartida de J MENA (@jmena) el

El debate todavía está irresoluto. Mientras tanto, la cantante ya confirmó que su próxima canción se llamará 'Puta'.

Cecilia González

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19