Actualidad

¿Evitar el embarazo adolescente o propaganda evangélica? Una campaña del Gobierno de Brasil defiende la abstinencia sexual entre los jóvenes

Publicado:
Bolsonaro reafirma su agenda moralista y conservadora con un programa para evitar el embarazo adolescente en el que se excluyen los programas públicos de educación sexual.
¿Evitar el embarazo adolescente o propaganda evangélica? Una campaña del Gobierno de Brasil defiende la abstinencia sexual entre los jóvenes

La influencia de las iglesias evangélicas sobre la actual pauta política de Brasil ha provocado, entre otras cosas, una transposición de conceptos en la construcción de las políticas públicas pasando a abordar las cuestiones sociales bajo el prisma de ciertos principios religiosos.

La ultraderecha del presidente Jair Bolsonaro –abiertamente opuesta al debate sobre derechos reproductivos, diversidad sexual o igualdad de género– propone la abstinencia sexual entre los jóvenes como medida para prevenir el embarazo adolescente. Este es uno de los varios casos en los que el actual Gobierno toma decisiones o emprende acciones políticas basadas en motivaciones morales. De la misma forma sucedió con los recortes de inversión en ciertas producciones audiovisuales con temática LGBTI o con la propuesta del programa Escuela Sin Partido, que –aunque todavía no ha conseguido ser aprobado– pretende evitar discusiones de igualdad o diversidad de género en los centros de enseñanza, entre otros asuntos, ya que Bolsonaro los considera temas "adoctrinantes".

El embarazo adolescente es más frecuente en mujeres con cierta vulnerabilidad social

Bolsonaro reafirma su agenda moralista y conservadora con un programa para evitar el embarazo adolescente en el que se excluyen los programas públicos de educación sexual. El Gobierno defiende que estos temas se aborden en el seno privado familiar. En contrapartida, la campaña presentada oficialmente este lunes, 3 de febrero, por la ministra Damares Alves, responsable de la cartera de Mujer, Familia y Derechos Humanos, propone "retrasar" el comienzo de la vida sexual entre los adolescentes como potencial medida para evitar embarazos no planificados.

Bruno Bimbi, periodista y escritor
Bruno Bimbi, periodista y escritor
No es un plan contra el embarazo adolescente. No cumple con los criterios metodológicos ni estadísticos para elaborar este tipo de política pública. Si fuese un plan real, atacaría las causas

Ante la falta de datos y experiencias que corroboren la efectividad de una propuesta política de este talante, la Defensoría Pública –institución encargada de defender los derechos de la ciudadanía con papel similar al Defensor del Pueblo– solicitó al Gobierno que no lanzara esta campaña. "Las políticas de abstinencia sexual no promoverán cambios positivos en la iniciación ni en la vida sexual de los jóvenes, no impiden el embarazo en la adolescencia ni la propagación de enfermedades de transmisión sexual", relataba la misiva publicada por la institución el 31 de enero e ignorada por los dirigentes.

"Es muy importante dejar claro que esto no es un plan contra el embarazo adolescente. No cumple con los criterios metodológicos ni estadísticos para elaborar este tipo de política pública", declara en entrevista a RT Bruno Bimbi, periodista, asesor político durante los 10 años que residió en Brasil y escritor. "Si fuese un plan real contra el embarazo adolescente atacaría las verdades y las causas de esto", añade Bimbi.

El 15% de los embarazos que tuvieron lugar en Brasil en 2018 se dieron en mujeres menores de 19 años, según apuntan los datos del Ministerio de Salud sobre nacimientos. El último informe de de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) de Naciones Unidas registró en 2015 un total de 68,4 embarazos por cada 1.000 adolescentes de entre 15 y 19 años. Una cifra que supera la media latinoamericana de 65,5 y la mundial de 46 embarazos por cada 1.000 adolescentes.

Además, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) resaltó en un análisis de 2016 que los embarazos en la adolescencia son más frecuentes entre mujeres con cierta vulnerabilidad social. La mayor concentración de casos se da en las regiones más pobres de Brasil, en contextos con menor acceso a la escolaridad o entre mujeres negras. La UNFPA alertó sobre la necesidad de incluir a los varones como responsables del embarazo adolescente no deseado y propuso aumentar las campañas de distribución de anticonceptivos en Brasil, principalmente en los contextos sociales más empobrecidos.

Por su lado, Luiz Henrique Mandetta, ministro de Salud, se jacta de estar proponiendo una política diferente. "La (política pública) de conducta es muy importante, sí, y nunca se hizo", declara Mandetta. "Reflexione, piense, mire el momento de su vida", añade el ministro, que invita a los jóvenes a hacerse responsables de evitar el embarazo no deseado.

Un plan nacional para prevenir las relaciones sexuales entre jóvenes

"Estamos construyendo un plan nacional de prevención del sexo precoz", declaró la propia Damares con motivo de la presentación de su programa en el que se ignora el abordaje de cuestiones sexuales en las escuelas. "Padres y responsables, abran este diálogo en casa", era la consigna de la Ministra en una publicación de Twitter en la que compartía el vídeo de promoción de la campaña, que muestra imágenes de chicas y chicos jóvenes con una música de nana infantil de fondo.

"Esta campaña es simplemente una acción de propaganda evangélica que la Ministra hace en su condición de pastora", afirma Bimbi, autor de dos libros que abordan ciertas situaciones políticas brasileñas: 'Matrimonio igualitario' y 'El fin del armario'. En la más reciente versión de este último libro, incluye un análisis de la popularidad de Bolsonaro en relación con el protagonismo de las nuevas iglesias pentecostales en el país, que califica como "organizaciones mafiosas" por las diversas acusaciones de lavado de dinero o de implicaciones con el crimen organizado que han recibido, aunque aclara que no todas las iglesias noepentecostales siguen el mismo patrón. "La Iglesia Universal del Reino de Dios (fundada y dirigida por el pastor multimillonario Edir Macedo) es una mafia que mueve millones de dólares y que hoy está en el poder gracias a Bolsonaro".

Bruno Bimbi, periodista y escritor
Bruno Bimbi, periodista y escritor
Lo que está haciendo la ministra es utilizar su función pública, la estructura del Ministerio y el dinero público para promover la agenda ideológica de su iglesia, que pretende que los jóvenes no tengan relaciones sexuales

Bimbi reitera que no considera que la campaña recién lanzada por el Gobierno pretenda realmente prevenir el embarazo adolescente en sus orígenes. "Lo que está haciendo ella (Alves) es utilizar su función pública, la estructura del Ministerio y el dinero público para promover la agenda ideológica de su iglesia, que pretende que los jóvenes no tengan relaciones sexuales", añade este periodista y escritor.

Alves es una de las pocas mujeres que ocupan un cargo político en el Gobierno de Bolsonaro. En 2016, poco antes de la votación del impeachment de la expresidenta Dilma Rousseff, esta pastora evangélica declaró que todas las instituciones en Brasil se habían vuelto locas excepto una, la Iglesia de Jesús. Ante una multitudinaria congregación de fieles de la Iglesia Bautista de Lagoinha, en la ciudad de Belo Horizonte, dio un discurso sobre la protección de la infancia en el que afirmó: "Llegó nuestra hora. Es el momento de que la Iglesia ocupe la Nación. (...) Es el momento de que la Iglesia proponga buenas ideas de políticas públicas. Es hora de que la iglesia gobierne".

Luna Gámez

@LunaGamp

Covid19