Actualidad

Desmienten la muerte por coronavirus del primer doctor chino que advirtió sobre el brote

Publicado:
El médico chino Li Wenliang está vivo, pero su estado se califica como crítico.
Desmienten la muerte por coronavirus del primer doctor chino que advirtió sobre el brote

El hospital central de Wuhan ha desmentido la información sobre la supuesta muerte por coronavirus del médico chino Li Wenliang, uno de los primeros denunciantes que intentaron advertir a otros doctores sobre un brote infeccioso y que posteriormente fue reprendido por organismos de seguridad locales.

"En la lucha contra la epidemia de neumonía de la nueva infección por coronavirus, el oftalmólogo de nuestro hospital, Li Wenliang, lamentablemente se infectó. Actualmente se encuentra en estado crítico y estamos haciendo todo lo posible para resucitarlo", reportó el centro médico a través de su cuenta oficial de Weibo.

El anuncio sobre el estado de salud del médico chino surge varias horas después de que el portal local Global Times informara sobre su supuesto fallecimiento. "Ha muerto por el coronavirus este jueves en Wuhan", se decía en su tuit que posteriormente fue eliminado, al igual que el artículo correspondiente compartido por el medio en su sitio web.

Poco después, el medio emitió una actualización, indicando que Wenliang está vivo. "Se informó que su corazón había dejado de latir alrededor de las 21:30. Posteriormente recibió tratamiento con ECMO (oxigenación por membrana extracorpórea)", reza el tuit actualizado.

Una alerta tomada por falsa

El 30 de diciembre, Li escribió a sus colegas a través de WeChat, advirtiéndoles de siete casos de SARS confirmados en un mercado de mariscos local y les recomendó tener cuidado y utilizar ropa protectora especial. La publicación de Li se extendió por varias redes sociales chinas y de inmediato se volvió viral, ya que la gente tenía cada vez más miedo al regreso del SARS.

Días más tarde, la Policía se puso en contacto con Li y le hizo firmar una carta oficial de advertencia con la que pretendía que abandonara su "conducta ilegal".

Tras la amonestación, el médico regresó al trabajo, pero el 10 de enero trató a una mujer con glaucoma y ella lo contagió. Días después, a la paciente le confirmaron que estaba infectada por coronavirus 2019-nCoV, aclarándose después que los padres del oftalmólogo también se habían contagiado. Ahora Li recibe tratamiento en el mismo hospital donde trabaja.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19