Actualidad

¿Delito medioambiental y laboral? Dos trabajadores, sepultados en un vertedero en España desde hace 5 días

Publicado:
La presencia de amianto entre los escombros, la detección de irregularidades en la escombrera hace siete meses y la actitud del Gobierno vasco, que ha convocado elecciones mientras los dos operarios siguen desaparecidos, han provocado la indignación entre la población local.
¿Delito medioambiental y laboral? Dos trabajadores, sepultados en un vertedero en España desde hace 5 días

El pasado jueves, 6 de febrero, dos trabajadores fueron sepultados por un deslizamiento de tierras que se produjo en un vertedero en Zaldibar, en el País Vasco, al norte de España. El derrumbe cortó asimismo una autopista, que quedó bloqueada en ambos sentidos por toneladas de deshechos y árboles.

Desde entonces, no se ha localizado el rastro de ninguno de los dos operarios de la escombrera, donde el personal de búsqueda ha tenido que trabajar con trajes de protección especial por la abundante presencia de amianto, un material especialmente tóxico y cancerígeno, en el lugar.

Crisis política en el País Vasco

Este martes, un día después de que el Gobierno vasco eludiera cualquier responsabilidad en la tragedia, varios miembros del Ejecutivo regional se han pronunciado en una rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno.

El portavoz del Gabinete, Josu Erkoreka, y los consejeros de Medio Ambiente, Iñaki Arriola, y Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, fueron los encargados de dar la cara y trasladar las últimas novedades. Afirmaron que se iban a exigir responsabilidades a la empresa y que el Departamento de Medioambiente le ha dado un plazo máximo de siete días para que elabore un plan de intervenciones en el que identifique "cuál es el daño hecho y que lo repare" y para que "concrete el alcance del accidente".

Pero quien ha acumulado el mayor número de críticas ha sido el presidente del Gobierno del País Vasco, el Lehendakari Íñigo Urkullu, que este lunes anunció un adelanto electoral y la celebración de los comicios el próximo 5 de abril. Urkullu se ha visto presionado por el anuncio del presidente de Cataluña, Quim Torra, de que adelantaría las elecciones, aunque aún sin fecha, y ha querido deslindar su campaña del calendario catalán. Pero el anuncio de esta medida, cuando todavía no hay rastro de los dos hombres enterrados en el vertedero, ha levantado una gran polémica.

De hecho, durante la rueda de prensa posterior al anuncio, un periodista preguntó al Lehendakari si en estos días "no ha sentido la necesidad de ir a Zaldibar donde hay dos personas enterradas en un desprendimiento para conocer la situación", a lo que Urkullu respondió: "Por las campañas que se hagan en Twitter, no". Justificó su ausencia del escenario del fatídico accidente diciendo que intenta "deslindar cualquier tipo de presencia que suponga solamente una escenificación", y afirmó que "en todo momento" había seguido "puntualmente lo que estaba aconteciendo".

Sin rastro de los desaparecidos

El derrumbe, que bloqueó una autopista y que engulló a dos hombres, se produjo por el desplome de más de medio millón de metros cúbicos de residuos industriales, entre ellos, residuos de amianto.

Desde el jueves, la Ertzaintza –la Policía autonómica–, los bomberos y protección civil han participado en las tareas de rescate, ayudados de la Unidad Canina, pero aún no han conseguido encontrar ningún rastro que ayude a localizar a los dos desaparecidos.

El pasado sábado se paralizó la búsqueda, puesto que el rescate estaba resultando más complicado de lo esperado debido a las lluvias y a la inestabilidad del terreno, y no ha sido reanudada hasta este lunes. A las dificultades hay que sumar un incendio que se originó en la parte alta el vertedero, que todavía sigue activo. El rastreo con perros tampoco ha dado resultado.

Durante la última fase de la búsqueda los equipos de rescate han optado por introducir una excavadora en el área donde se supone que podrían estar los dos hombres desaparecidos. Hasta ese momento las labores de rescate se habían realizado a mano para evitar nuevos derrumbes. Mientras, desde el domingo un helicóptero lleva días intentando apagar el incendio en lo alto de la colina.

Aire contaminado

Los vecinos han dado muestras de preocupación ante la calidad del aire que están respirando, puesto que existe constancia de amianto entre los elementos que se encuentran en la escombrera, que si se inhala puede provocar enfermedades respiratorias, incluido el cáncer de pulmón.

Por su parte, el Gobierno del País Vasco insiste en que no hay peligro y que está realizando periódicas mediciones de la calidad del aire que hasta ahora han dado resultados satisfactorios.

Según los datos facilitados por el Ejecutivo vasco, el vertedero siniestrado registró la entrada de casi 511.000 toneladas de residuos en 2019, de las que 4.235 eran materiales de construcción que contienen amianto.

Desolación de los familiares

Los familiares de los dos operarios están desolados por la situación y se encuentran a la espera de noticias. Se muestran indignados por la falta de información y la poca voluntad de los responsables y denuncian que no se está haciendo lo suficiente por rescatar a sus allegados.

Helene Alberdi, sobrina de Alberto Sololuze, uno de los desaparecidos, ha asegurado que a su madre y al resto de familiares les han mostrado una "pequeña excavadora" con la que no creen que se pueda hacer nada, según ha relatado a medios locales.

Pablo Alberdi Sololuze, otro de los sobrinos de Alberto Sololuze, ha calificado de "mazazo" el impacto que ha recibido su madre cuando un técnico le ha explicado que podría tardar "meses e incluso años" rescatar los cuerpos en el vertedero, y ha denunciado que no se hace lo suficiente para hallar a sus familiares.

En busca de responsabilidades

En la última inspección realizada por la Viceconsejería de Medioambiente del Gobierno vasco, el 10 de julio de 2019, se detectaron en el vertedero distintos aspectos a subsanar, que no han sido especificados, por lo que se emitió en septiembre un requerimiento para que la empresa aportara documentación complementaria.

Como respuesta, Verter Recycling, la empresa propietaria de la instalación, aportó diversa información, incluyendo un estudio realizado por una ingeniería especializada que concluía que la escombrera es estable.

Sin embargo, los vecinos de los municipios de Zaldívar, Ermua y Eibar se manifestaron este lunes en las tres localidades como muestra de solidaridad con las familias de los dos trabajadores desaparecidos y para pedir responsabilidades. Dos pancartas encabezaban la manifestación. La primera de ellas decía 'Trabajadores, salud, responsabilidades', mientras que en la segunda se podía leer: 'Habéis convertido el dolor en rabia. Queremos a nuestros familiares con nosotros'.

Durante la marcha se pudieron oír varios gritos repetidos constantemente: 'Barinaga errudun' (Barinaga culpable), en alusión al propietario del vertedero, José Ignacio Barinaga; 'Arriola non zaude?' (¿Arriola dónde estás?), refiriéndose al exalcalde de Eibar y actual consejero de Medio Ambiente, Iñaki Arriola; además de 'Urkullu, Zaldibar será tu Vietnam', según recogen los medios locales.

Un juzgado investiga a la empresa

Este martes un juez ha abierto diligencias previas contra la empresa Verter Recycling 2000 SL, propietaria del vertedero derrumbado que ha sepultado a los dos trabajadores. Está siendo investigada por un presunto delito ambiental y laboral.

El portavoz del Ejecutivo vasco, Josu Erkoreka, ha apuntado que "lo más probable" es que el Gobierno vasco se persone en la causa y que exija responsabilidades a la propietaria de la escombrera.

Erkoreka ha hecho hincapié en que la respuesta de la empresa ante esta catástrofe "está siendo manifiestamente mejorable en todos los ámbitos", incluyendo el referente a la inspección laboral y en el ámbito mediambiental. "Es absolutamente insatisfactoria", ha remarcado.

Nuria López

Si te ha parecido interesante, compártelo con tus amigos

Covid19