Actualidad

FOTO: Identifican a la misteriosa figura del mítico primer álbum de Black Sabbath 50 años después de su lanzamiento y esta rompe el silencio

Publicado:
A pesar de haber hecho una contribución a la producción del disco, admitió que no es fanática de la banda británica.
FOTO: Identifican a la misteriosa figura del mítico primer álbum de Black Sabbath 50 años después de su lanzamiento y esta rompe el silencio

El mítico primer álbum homónimo de Black Sabbath cumplió este jueves 50 años. Con motivo de este aniversario, la revista Rolling Stone publicó un artículo en el que arrojó luz sobre el tema que durante todos los años fue un misterio para los fanes de la banda británica, a saber, la identidad de la misteriosa mujer que aparece en la portada del disco.

El fotógrafo Keith Macmillan, que trabajaba en la emblemática imagen, relató que la sesión fotográfica tuvo lugar cerca del molino de agua Mapledurham Watermill, ubicado en el condado inglés de Oxfordshire. "Era un lugar bastante deteriorado y escalofriante. La maleza era bastante espesa y enredada y simplemente daba una sensación espeluznante", afirmó.

La mujer que aparece en la portada es Louisa Livingstone, a quien Macmillan encontró a través de una agencia de modelos en Londres. "Era una modelo fantástica", indicó, añadiendo que era "bastante pequeña" y "muy, muy cooperativa". "Quería a alguien pequeña porque esto daría al paisaje un poco más grandeza. Hizo que todo luciera grande", dijo.

Por su parte, Livingstone, que en aquel entonces tenía 18 o 19 años, relató que tomaron la foto muy temprano por la mañana. "Recuerdo a Keith correr por ahí con hielo seco, arrojarlo al estanque cercano y aquello no parecía funcionar muy bien, por eso estaba usando una máquina de humo. Pero esto fue simplemente una de aquellas mañanas inglesas muy frías", señaló.

El fotógrafo reveló que había llevado un pequeño gato negro al lugar, que aparece en las manos de Livingstone en la foto. "Creo que lo tomé prestado de un amigo", dijo. Sin embargo, la propia modelo afirmó que ningún gato aparece en la foto y solo la posición de sus manos hace pensar que sostiene algo. "Estoy segura de que podría recordar si esto fuera un gato", aseveró.

A pesar de hacer una contribución a la producción del álbum, la mujer admitió que no es fanática de Black Sabbath. "Me siento terrible por decir esto, porque probablemente no es lo que la gente quiere oír, pero no es particularmente mi tipo de música. Cuando recibí el álbum, lo escuché y seguí adelante", afirmó, agregando que unas de sus bandas favoritas son los Rolling Stones, The Doors y los Beatles.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!