Actualidad

Un 'influencer' venezolano es señalado de alentar el ciberacoso contra una bióloga que le recomendó no tener guacamayas como mascotas

Publicado:
Richard Linares, conocido como 'entrenador de misses', expuso ante sus más de dos millones de seguidores la foto y la dirección de la cuenta de Instagram de Diana Liz Duque, especialista en fauna silvestre.
Un 'influencer' venezolano es señalado de alentar el ciberacoso contra una bióloga que le recomendó no tener guacamayas como mascotas

El 'influencer' Richard Linares, conocido por entrenar a las candidatas al concurso de belleza Miss Venezuela, estuvo en el centro del debate en su país después de haber instado a sus seguidores a atacar a la bióloga Diana Liz Duque, luego de que ella recomendara no tener guacamayas como mascotas.

"Esta señora (Diana Liz Duque) está creando una campaña en mi contra para que me quiten mis guacamayas. Por favor, ayúdenme a evitar que esta mujer logre su cometido", escribió Linares en su cuenta de Instagram con más de dos millones de seguidores.

Linares, quien tiene dos guacamayas en su domicilio en la ciudad de Caracas, acompañó su publicación con la foto del rostro de Duque y la mención a su usuario en Instagram. Minutos más tarde, la bióloga empezó a ser atacada por los seguidores del 'influencer' y la red social le suspendió su perfil.

Después de perder su cuenta en Instagram, la bióloga utilizó su usuario en Twitter para explicar que lo que hizo fue publicar "un post sobre tenencia irregular de guacamayas como mascota en el perfil de Linares" e instarlo que que dejara de "publicarlas y tratarlas como perros" porque le preocupaba "el mal mensaje que está dando".

"Al ver mi post, Linares se dedico a publicar una foto con mi cara, nombre y link hacia mi cuenta Instagram. La información que puso promovió el odio entre sus seguidores", relató Diana, quien recibió miles de insultos, incluyendo burlas sobre su aspecto físico. Para ella, lo ideal era que el 'influencer' se defendiera "con argumentos" o algún "comunicado".

Sin disculpas

Duque, quien actualmente impulsa un proyecto ambiental en la Reserva Forestal Caparo de Barinas, al occidente de Venezuela, afirma haber recibido ataques desde distintos sectores.

"Me insultaron en privado y en mis fotos, miles de personas que en sus perfiles decían amar a Dios, amar a Venezuela, emprendedores, modelos, médicos, gente llena de odio", explicó.

Ante esto, Linares aseguró que no quiso fomentar el odio ni el irrespeto, pero no ofreció ningún tipo de disculpas.

"No justifico ni defiendo ninguna acción de daños a terceros a través de las redes pero seamos responsables al momento de comunicar", dijo el 'influencer', quien insistió en que Duque estaba "creando una campaña" en su contra para que le "quitasen sus guacamayas".

No obstante, algunos usuarios de las redes sociales demostraron, a través de algunas capturas, cómo Linares también atacó y apoyó a quienes hostigaron a la bióloga.

La reacción en las redes sociales

Tras el escándalo, las redes sociales se han dividido. Algunos, mayormente usuarios de instragram, e incluidos varios artistas venezolanos, mostraron su apoyo incondicional al entrenador. 

Mientras que otros, especialmente en Twitter, consideran que el caso representa 'ciberacoso' contra Duque, y se sumaron a respaldar a la bióloga.

Tras el revuelo, Linares colocó como "privada" su cuenta en la red social Instagram, ya que un movimiento espontáneo de usuarios propuso denunciar su perfil por ciberbullying. 

¿Qué dicen las leyes?

De acuerdo con la ley venezolana, la fauna silvestre, es decir, los mamíferos, aves, reptiles y batracios que viven libremente y fuera del control del hombre en ambientes naturales, "no pueden ser objeto de ocupación", por lo tanto, no deben estar en cautiverio.

Según VITALIS, una ONG ambientalista, "los hogares y en particular las jaulas, aunque sean muy bonitas y confortables, no son el medio más adecuado para los animales silvestres, pues suelen atemorizarlos y neurotizarlos, y en el caso de las aves les ocasionan daños en las plumas, patas y picos".

De acuerdo con esta ONG, los hogares humanos suelen ser muy peligrosos para ellos porque en su interior hay equipos que "pueden ser altamente perjudiciales para los animales".

La polémica, desatada el pasado domingo 9 de febrero, aún esta posicionada en los primeros lugares de las redes sociales de Venezuela, donde se han reavivado los debates sobre el ciberacoso y la tenencia de animales silvestres en cautiverio.

Covid19