Actualidad

"Quería que los matara": Un coronel del Ejército colombiano afirma que recibió la orden de cometer 'falsos positivos'

Publicado:
Según su relato, se opuso a hacer pasar como guerrilleros caídos en combate a un grupo de paramilitares capturados en 2001, lo que desató la ira del entonces general Mario Montoya, investigado actualmente por su gestión como comandante del Ejército durante el gobierno de Álvaro Uribe.
"Quería que los matara": Un coronel del Ejército colombiano afirma que recibió la orden de cometer 'falsos positivos'

El coronel del Ejército colombiano Álvaro Amórtegui afirmó en una entrevista que mientras estuvo bajo el mando del general Mario Montoya, en 2001, este le habría sugerido que hiciera pasar a unos detenidos por bajas en combate con las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC).

Amórtegui explicó a Caracol que capturó a 17 paramilitares en una operación que realizó en 2001 y que recibió una llamada de Montoya donde este le decía que le enviaría brazaletes con las siglas de las FARC. Esto supondría que debía ejecutar a los detenidos para hacerlos pasar por combatientes.

Estas afirmaciones del militar coinciden con las exhumaciones de 10 víctimas de ejecuciones extrajudiciales, entre ellas un niño de entre 7 y 10 años, en fosas comunes en el Cementerio Católico Las Mercedes de Dabeiba, en el departamento Antioquia, al noreste del país suramericano, donde habría unos 50 cuerpos, según información que maneja la  Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

"Quería que los matara"

Amórtegui afirmó en la entrevista que no recibió la orden directa de Montoya de asesinar a los detenidos pero que se sobreentendía que quería que los ejecutara y les pusiera los brazaletes usados en el antebrazo por los miembros de las extintas FARC como manera de identificación del grupo irregular.

"Él me llama al celular y me dice: 'Ya le mando los brazaletes'. Y le digo: 'No, no. Aquí no me mandan brazaletes, no me mandan a nadie. Esos manes (hombres) los capturé vivos, y vivos se quedan", relató a la emisora radial.

Cuando los periodistas le preguntaron sobre cuál era la finalidad de la orden de recibir los brazaletes, el uniformado respondió: "Quería que los matara, ¿qué más me estaba indicando?".

Durante su relato recordó la reacción posterior de Montoya, al no cumplir sus órdenes. "Me mira y me dice: 'Usted es un cobarde. Me repugna'", y acto seguido, siempre según su testimonio, lanzó un escupitajo que le alcanzó las botas. Posteriormente, le ordenó que se fuera de su brigada y agregó: "Si le da miedo, vaya mate a un bobo o a un loco, o sáquelo del anfiteatro, si le da miedo matarlos".

Sin embargo, los escándalos en el sector militar colombiano no solo son de vieja data. Recientemente ha circulado un video en las redes donde Amórtegui denuncia presuntos casos de corrupción en inteligencia y contrainteligencia en las Fuerzas Militares, donde los altos mandos estarían usando recursos para intimidar a los uniformados que no se alineen a prácticas no contempladas en esa institución.

¿Qué ocurre con Montoya?

Hace una semana, Montoya, quien fue comandante del Ejército colombiano entre 2006 y 2008, durante el Gobierno de Álvaro Uribe, compareció ante JEP como parte de la investigación del 'Caso 003', relacionado con las 'Muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate', conocidas como "falsos positivos".

Se calcula que bajo sus órdenes se registraron más de 6.500 muertes, de las cuales más de 2.400 corresponden a civiles. Su defensa aduce que no se le puede atribuir responsabilidad por acciones de subalternos y que el acusado desconocía que se realizaban esos asesinatos.

Covid19