Actualidad

Cómo los nuevos presupuestos que busca aprobar Trump recortarán las ayudas a los más desfavorecidos

Publicado:
El presidente quiere llevar a cabo la disminución de miles de millones de euros en los programas Medicare, Medicaid y SNAP, entre otros.

Los nuevos Presupuestos que pretende aprobar el presidente de EE.UU., Donald Trump, contienen un enorme recorte del gasto público precisamente en las partidas más sociales.

Así, el plan pasa por reducir en 500.000 millones de dólares en 10 años el programa Medicare; en un billón de dólares, también en 10 años, el programa Madicaid; invertir 63.000 millones menos en programas para discapacitados y reducir un 30 % el monto de lo destinado al programa de cupones, el SNAP, en el mismo periodo de tiempo.

Medicare cubre parte de la atención médica a las personas mayores de 65 años y a los que sufren discapacidades graves, como el cáncer. Medicaid, por su parte, garantiza la atención médica a niños y personas de bajos recursos. Por su parte, la propuesta de Trump también plantea cambiar los criterios para acceder a SNAP, el programa de asistencia nutricional suplementaria, lo que podría dejar fuera a 4 millones de personas.

Uno de los usuarios que acude a un banco de alimentos, Terry, cuenta su caso. "Mis ingresos mensuales no cubrieron el costo de mi comida, gano 1.300 dólares al mes, el 65 % va a mi renta, otra parte va para mis medicamentos porque soy diabético, y la otra va al transporte. Sin los sellos y programas como SNAP sería difícil para mí", dice.

Sin asistencia alimentaria

La primera fase de los recortes anunciados por el Gobierno de EE.UU. en el programa SNAP, afectará a unas 700.000 personas. Se trata de adultos en edad laboral, sin discapacidades y que no pueden demostrar que tienen personas a su cargo. 

"En teoría, se supone que estas nuevas reglas solo afectan a las personas que viven sin hijos dependientes pero es muy probable que la forma en que se administra este programa perjudique a personas que tienen hijos que dependen de ellos porque pueden tener dificultades para demostrar que son elegibles", cuenta George Jones, director ejecutivo de la ONG Bread for the City. 

Además, está previsto que el Gobierno apruebe más restricciones en el programa SNAP de aquí a que termine el año 2020, por lo que más de una docena de Estados y diversas organizaciones han anunciado que pretenden parar al Ejecutivo en los tribunales. Se estima que de implementarse los cambios por completo más de 3 millones de estadounidenses perderán la asistencia alimentaria y medio millón de niños en edad escolar podrían dejar de recibir comidas escolares gratuitas o de precio reducido.

Si te ha parecido interesante, compártelo con tus amigos

Covid19