Actualidad

Un estadounidense debe pagar 3.200 dólares por hacerse una prueba de la gripe tras volver de China para descartar estar infectado por el coronavirus

Publicado:
Probablemente el coste podría reducirse hasta 1.400 dólares, si el paciente proporcionara tres años de registros médicos, que demuestren que no contrajo la gripe como resultado de una afección preexistente.
Un estadounidense debe pagar 3.200 dólares por hacerse una prueba de la gripe tras volver de China para descartar estar infectado por el coronavirus

Un hombre de Miami (EE.UU.) decidió asegurarse sobre si estaba infectado con el coronavirus tras volver de un viaje de negocios de China el mes pasado, cuando sintió síntomas similares a la gripe. Sin embargo, la precaución de Osmel Martínez Azcue ha implicado una factura de más de 3.200 dólares, informa Miami Herald.

Martínez afirma que él tenía la responsabilidad ante su familia y la sociedad de hacerse la prueba del covid-19. Martínez fue al Hospital Jackson Memorial, donde el personal médico le explicó que necesitaría una tomografía computarizada para el diagnóstico.

Inicialmente, el paciente solicitó solo el análisis de sangre para el diagnóstico de gripe, porque dispone de un plan de seguro médico muy limitado. La prueba confirmó que Martínez tenía solo gripe común.

Dos semanas después, el hombre recibió una factura de 3.270 dólares de su compañía de seguros National General Insurance. Probablemente el coste podría reducirse a 1.400 dólares, pero solo si Martínez proporciona documentación adicional: tres años de registros médicos, que demuestren que no contrajo la gripe como resultado de una afección preexistente. Además, el hospital avisó que era posible que hubiera más facturas en camino.

Sabrina Corlette, profesora de la Universidad de Georgetown y codirectora del Centro de Reformas del Seguro Médico, subrayó que la experiencia de Martínez muestra cómo los costes de la atención médica en los EE.UU. podrían interferir con la prevención de una crisis de salud pública. El hombre dijo que gana alrededor de 55.000 dólares al año, trabajando en una compañía de dispositivos médicos que no ofrece seguro médico, y paga 180 dólares al mes por el plan limitado —llamado por los críticos 'plan basura'— de la compañía National General Insurance.

Los 'planes a corto plazo' o 'planes basura' de seguro médico de bajo costo aparecieron, cuando, en 2018 fueron revocadas por la Administración de Donald Trump las disposiciones de la Ley de Cuidado de Salud Asequible de EE.UU., que impedían a las compañías de seguros negar la hospitalización o la cobertura por afecciones preexistentes, según The Washington Post.

Covid19