Actualidad

VIDEO: Proponen un nuevo tipo de propulsor espacial revolucionario, pero hay un problema

Publicado:
Investigadores estadounidenses han realizado una serie de experimentos, que les ayudó a desarrollar un modelo matemático.

Un grupo de investigadores estadounidenses ha anunciado el invento de un tipo de propulsor potencialmente revolucionario, que podría abaratar y aligerar las futuras naves espaciales.

El 'motor de detonación giratoria' podría dar inicio al desarrollo de cohetes más económicos en torno al consumo de combustible, más ligeros y menos complicados de construir y abrir el camino a viajes espaciales con un menor costo medioambiental. Por ejemplo, enviar un transbordador espacial de la NASA requería 1.600 toneladas de combustible, o unas 15 veces el peso de la ballena azul, afirman los investigadores de la Universidad de Washington.

Este nuevo tipo de motor, todavía en fase inicial de investigación, prescinde de la complicada maquinaría y toberas de control que generan y dirigen el empuje en los propulsores convencionales, basándose en su lugar en la onda de choque, seguida de una cantidad de ráfagas de combustión secundaria.

El problema, por el momento, es que el motor es demasiado impredecible para ser usado en los cohetes actuales.

"Está compuesto de cilindros concéntricos. El propelente fluye en el espacio entre los cilindros y, después de la ignición, la rápida liberación de calor forma una onda de choque, una fuerte ráfaga de gas con presión y temperatura significativamente más alta que se mueve más rápido que la velocidad del sonido", explicó el autor principal, James Koch, estudiante de doctorado en Aeronáutica y Astronáutica de la Universidad de Washington.

"El problema es que estas detonaciones tienen su propia mente. Una vez se detona algo, simplemente va y es muy violento", indicó el investigador.

Koch y su equipo han realizado una serie de experimentos de medio segundo de duración, usando cámaras de alta velocidad a 240.000 cuadros por segundo, para mostrar lo que tiene lugar cuando este tipo de motor se pone en marcha, hacer cálculos y entender métodos para reproducir la potencia y eficacia de las detonaciones y eliminar el caos del proceso.

Los investigadores han desarrollado un modelo matemático, que están afinando para empezar a desarrollar un prototipo funcional

"Ahora puedo tomar lo que he hecho aquí y hacerlo cuantitativo. A partir de ahí podremos hablar sobre cómo hacer un motor mejor", explicó Koch.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19