Actualidad

Bolsonaro protagoniza una nueva polémica en Brasil por apoyar una marcha contra el Congreso y el Supremo Tribunal

Publicado:
El mandatario suramericano y su ministro de Seguridad han llamado a manifestar contra ambas instituciones el próximo 15 de marzo.
Bolsonaro protagoniza una nueva polémica en Brasil por apoyar una marcha contra el Congreso y el Supremo Tribunal

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, volvió a protagonizar un episodio polémico este miércoles, después de que se evidenciara su apoyo a una movilización, convocada por sus seguidores para el próximo 15 de marzo, en contra del Congreso Nacional y el Supremo Tribunal Federal (STF).

Según reveló Folha de Sao Paulo, Bolsonaro hizo circular por Whatsapp un vídeo en apoyo a la manifestación, que pretende cerrar el Congreso, bajo el lema "Brasil es nuestro y no de los políticos de siempre". 

Un amigo del presidente, el exdiputado federal Alberto Fraga, confirmó que el mandatario le envió el video, aunque negó que Bolsonaro haya usado el material para hacer una convocatoria oficial a la marcha: "Lo están haciendo los bolsonaristas a través de las redes", sostuvo.

La convocatoria tomó fuerza después que el consejero y ministro de Seguridad Institucional, Augusto Heleno, acusara al Congreso de "chantaje" por la forma en la que se estaba negociando el presupuesto de la Nación.

"No podemos aceptar a estos tipos chantajeándonos. Jódanse", se escuchó decir al general retirado Heleno en un evento.

Ante la polémica frase, el ministro aclaró más tarde en su cuenta de Twitter que se había tratado de un "episodio lamentable de invasión de la privacidad", al difundirse el audio de una conversación que mantenía con Paulo Guedes, titular del Ministerio de Economía, y Luiz Eduardo Ramos, secretario de Gobierno. No obstante, asumió la responsabilidad por sus dichos y aseguró que no eran resultado de ninguna conversación previa con el presidente.

Rechazo

El apoyo de Bolsonaro, público o no, a una movilización en contra de los Poderes Legislativo y Judicial ha generado el rechazo de varios sectores de la política y las instituciones en Brasil.

El ministro Celso de Mello, decano del Supremo Tribunal Federal (STF), consideró que cualquier apoyo a la movilización por parte del mandatario demostraría la "cara oscura" de un régimen que "ignora el significado fundamental de la separación de poderes".

Para Mello, ese acto de "inconfundible hostilidad" hacia las otras poderes refleja un gesto de "ominoso desprecio y degradación inaceptable del principio democrático", señaló en un texto enviado a Folha de Sao Paulo. 

Por su parte, el exmandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, del Partido de los Trabajadores (PT), consideró que Bolsonaro y Heleno "están provocando manifestaciones contra la democracia, la constitución y las instituciones, en otro gesto autoritario", por lo que estima "urgente" que el Congreso, las instituciones y la sociedad brasileña "se opongan a este ataque".

"Bolsonaro nunca coincidió con la democracia. Es un falso patriota que entrega nuestra soberanía a EE.UU. y condena a la gente a la pobreza", acotó Lula da Silva.

Asimismo, la expresidenta petista Dilma Rousseff, pidió "una respuesta fuerte, urgente y necesaria por parte de las instituciones" en contra de esta iniciativa, para evitar que el país se sumerja "una vez, en la oscuridad de las dictaduras".

Por su parte, el exmandatario Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) afirmó que Brasil está "ante una crisis institucional de consecuencias gravísimas".

Bolsonaro responde 

Después del revuelo, Bolsonaro ha tratado de restar importancia al asunto y ha afirmado que todo lo que comparte por WhatsApp es de índole personal.

De hecho, aseguró que en su Whatsapp apenas tiene "algunas decenas de amigos" con los que intercambia mensajes sin repercusión pública, y que "cualquier conclusión" fuera de ese ámbito personal es para "perturbar la República".

"Tengo 35 millones de seguidores en mis redes sociales, con noticias no divulgadas por la prensa tradicional. En Whatsapp, unas pocas docenas de amigos donde intercambiamos mensajes personales. Cualquier conclusión fuera de este contexto son intentos de bajo nivel para perturbar la República", tuiteó.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19