Actualidad

Una profesora de religión en España hace preguntarse a sus alumnos de 12 años si han "fornicado" o "practicado la homosexualidad"

Publicado:
El centro educativo ha pedido disculpas y ha dicho que tomará las medidas oportunas para que un error de este tipo no vuelva a suceder.
Una profesora de religión en España hace preguntarse a sus alumnos de 12 años si han "fornicado" o "practicado la homosexualidad"

Una profesora de religión de un colegio católico de Valencia (España) ha remitido un cuestionario a sus alumnos de secundaria, de entre 12 y 13 años, en el que les hace preguntarse si han cometido "adulterio o fornicado" o si han "practicado la homosexualidad".

Otras de las preguntas que aparecían en el documento que la docente entregó a sus alumnos eran: "¿He visto algún tipo de pornografía?" o "¿he practicado la masturbación?" 

El texto ha levantado las críticas de los padres de los alumnos del centro, el colegio Inmaculado Corazón de María, que han motivado que la Inspección educativa se encuentre elaborando un informe sobre lo sucedido.

Las críticas se han centrado en la categorización de la homosexualidad como una práctica y no como una orientación sexual y su inclusión en un listado de prácticas identificadas como pecado.

Desde la Consejería de Educación de la Comunidad Valenciana se ha manifestado que el cuestionario "atenta contra la intimidad" del alumnado, contra la ley de personas LGTBI y contra la ley 26/2018 de Derechos y garantías de la infancia y la adolescencia, según recoge Efe.

"Atenta de fondo contra los derechos humanos basados en valores de respeto a la intimidad, diversidad y pluralidad", ha señalado la Consejería, que también ha sostenido que "estos contenidos no se adecúan a la asignatura de religión" a pesar de que todos los centros educativos sostenidos con fondos públicos, como es el caso de este colegio religioso católico, tienen la obligación de impartir el currículo oficial establecido para cada asignatura.

Por su parte, el centro educativo ha emitido un comunicado en el que ha admitido que el cuestionario enviado a los alumnos, para ayudarles a comprender el sexto mandamiento ('no cometerás actos impuros'), "es inadecuado" y que así también lo ha reconocido la profesora responsable de su difusión.

Además, desde el colegio han pedido disculpas y han informado de que tomarán "las medidas oportunas" para prevenir "errores de este tipo que pueden llegar a identificarse con una falta de respeto por algunas opciones de vida".

Covid19