Actualidad

Un crucero que vaga en el mar con al menos dos fallecidos por coronavirus pretende llegar a Florida a pesar de la negativa de sus autoridades

Publicado:
A bordo del MS Zaandam viajen nueve casos positivos de covid-19 y 179 casos sospechosos.
Un crucero que vaga en el mar con al menos dos fallecidos por coronavirus pretende llegar a Florida a pesar de la negativa de sus autoridades

Los casi 1.800 pasajeros del crucero MS Zaandam llevan más de tres semanas en un viaje sin destino, debido a que varios países han rechazado que arribe a sus puertos ante la pandemia de coronavirus, y ahora esperan que se les acoja en Florida, a pesar de la negativa de sus autoridades.

A bordo ya han muerto cuatro personas, dos con casos confirmados de covid-19, nueve han dado positivo y por lo menos 179 tienen síntomas de haberse contagiado con el virus.

Hasta la fecha, han sido rechazados por Chile, Perú y Argentina, que han cerrado sus puertos ante el brote de la enfermedad.

Una lejana posibilidad

Después de no haber sido admitidos en estos lugares, han puesto rumbo a Fort Lauderdale, en Florida (EE.UU.), con la esperanza de que allí los dejen atracar. Se prevé que llegue al puerto Everglades este jueves pasada la 1:00 de la tarde.

A pesar de su ruego, el gobernador de ese estado, Ron DeSantis, ha dicho que no poseen recursos para asumir una carga extra en medio de la crisis de salud. Actualmente allí hay 7.773 casos y han ocurrido 101 decesos.

La misma opinión la ha tenido el alcalde de Fort Lauderdale, Dean Trantalis, quien ha expresado que no necesitan más infecciones en sus comunidades.

El buque salió el pasado 8 de marzo de Buenos Aires y tenía previsto hacer un recorrido de dos semanas por Sudamérica. Al culminar el viaje, el 21 de marzo, llegaría a Chile.

Traspiés en Panamá

La semana pasada no se permitió que el barco atravesara el Canal de Panamá, en un primer momento. Sin embargo, esta situación cambió y posteriormente un grupo de pasajeros asintomáticos fueron trasladados al crucero hermano Rotterdam, que había ido desde San Diego (EE.UU.) hasta las aguas territoriales del país centroamericano, para llevar suministros, personal y kits de prueba. Ambas naves piensan atracar en Florida.

Por su parte, el presidente de la compañía estadounidense de cruceros Holland America, Orlando Ashford, ha calificado la situación como "una crisis humanitaria", afirmando que están tratando con el "síndrome de 'no es mi problema'" y que "la comunidad internacional, siempre generosa y servicial ante el sufrimiento humano, se cerró a Zaandam dejándola a su suerte".

La decisión sobre el destino de estos pasajeros recae en la Comisión del Condado de Broward, ubicado en Florida, que no llegó a un acuerdo el pasado martes.

Más de 300 estadounidenses, la mayoría de la tercera edad, están a bordo de los barcos, incluyendo 49 residentes de Florida, de los cuales varios viven en el mencionado condado.

Covid19