Actualidad

Trump comunica a los gobernadores que podrían comenzar a reabrir sus estados antes del 1 de mayo

Publicado:
"Van a tomar sus propias decisiones", ha anunciado el presidente estadounidense.
Trump comunica a los gobernadores que podrían comenzar a reabrir sus estados antes del 1 de mayo

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha comunicado a los gobernadores que deberán tomar "sus propias decisiones" sobre de la reapertura de sus respectivos estados en medio de la pandemia del coronavirus, señalando que podrían desbloquear sus territorios antes del 1 de mayo si así lo determinan.

El mandatario promulgó este jueves pautas federales de reapertura para los gobernadores, denominadas 'Abriendo EE.UU. de nuevo' (Opening Up American Again). Según las mismas, los estados que muestran una tendencia a la baja en los casos covid-19 podrán reabrir sus restaurantes, bares, teatros, lugares de trabajo, centros deportivos y gimnasios a partir del 1 de mayo.

Las directrices recomiendan que los estados documenten una "trayectoria descendente" durante un periodo de 14 días en los casos de coronavirus y de enfermedades similares a la gripe antes de relajar las órdenes de confinamiento domiciliario.

A continuación, los estados podrían acometer un proceso de reapertura en tres fases, según lo estipulan las pautas, publicadas en la página web de la Casa Blanca.

En una conferencia telefónica con gobernadores, Trump aclaró que las pautas son una recomendación, y que los líderes regionales tendrán que tomar sus propias decisiones respecto al levantamiento de las restricciones.

"En pocas palabras, si está listo y tiene esos bonitos y bajos números, como algunos de ustedes, empecemos, abramos su estado", ha indicado el mandatario.

"El próximo frente en nuestra guerra"

Al anunciar las pautas en la rueda de prensa diaria sobre el coronavirus, el presidente aseguró que EE.UU. quiere y los estadounidenses quieren "la apertura".

"Sobre la base de los datos más recientes, nuestro equipo de expertos está de acuerdo en que podemos comenzar el próximo frente en nuestra guerra, al que llamamos 'Abriendo EE.UU. de nuevo'", ha indicado el mandatario, enfatizando que volver a poner en marcha la economía pronto ayudará al país a recuperarse de la pandemia.

En este sentido, Trump ha asegurado que "un cierre nacional no es una solución sostenible a largo plazo", ya que para preservar la salud de los ciudadanos también hay que "preservar la salud y el funcionamiento" de la economía. "A largo plazo, no puedes hacer una cosa sin la otra", recalcó.

El presidente explicó que las nuevas pautas "permitirán a los gobernadores adoptar un enfoque gradual y deliberado para reabrir sus respectivos estados", si bien subrayó que las decisiones dependerán de cada uno de ellos.

"Los gobernadores estarán facultados para adaptar un enfoque que requieran las distintas circunstancias de sus propios estados", declaró Trump. "Si necesitan permanecer cerrados, les permitiremos hacerlo, y si creen que llegó la hora de reabrir, les brindaremos la libertad y la orientación para cumplir esa tarea muy, muy rápidamente", recalcó.

Cambio de tono

El mandatario norteamericano parece haber cambiado el tono de sus declaraciones en comparación con las del pasado lunes, cuando señaló en rueda de prensa que la decisión de terminar con el confinamiento de los estados dependía de él y no de los gobernadores, alegando que, como presidente, "la autoridad es total".

En respuesta, el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, expresó su rotunda oposición a las palabras del inquilino de la Casa Blanca y añadió: "no tenemos un rey, tenemos un presidente".

¿No sabe si necesita hacerse la prueba del covid-19? Complete nuestro cuestionario para averiguarlo.

Covid19