Actualidad

Dos mujeres demandan a un club de golf cuyo gerente llamó a la Policía porque "jugaban demasiado lento"

Publicado:
Alegan discriminación racial y de género, ya que las mujeres afirman que el incidente no habría ocurrido si fueran blancas u hombres.
Imagen ilustrativa

Dos afroamericanas presentaron este lunes una demanda federal por discriminación racial y de género contra un club de golf en Pensilvania (EE.UU.), después de que el gerente del campo llamara a la Policía, alegando que "jugaban demasiado lento".

Myneca Ojo y Karen Crosby, dos de las cinco mujeres involucradas en el incidente, que tuvo lugar en el Grandview Golf Course el 21 de abril de 2018, afirman que este no habría sucedido si fueran blancas u hombres.

Según afirman, el conflicto se generó cuando el excomisionado del condado de York y trabajador del campo, Steve Chronister, se acercó al grupo de jugadoras para avisarles de que estaban jugando muy lento. Cuando las mujeres se negaron a abandonar las instalaciones, se les ofreció el reembolso de las tarifas de membresía y de los carros del club, recogen medios locales.

Tras el nuevo rechazo, Chronister avisó a la Policía, pero canceló la llamada antes de que los agentes pudieran hablar con las mujeres. No obstante, después otro empleado de las instalaciones las acusó de representar "un estorbo" para el juego del resto de golfistas y Chronister volvió a llamar a las autoridades. Se desconoce si las mujeres abandonaron el campo por cuenta propia o fueron escoltadas por agentes. El video de la discusión entre los trabajadores del club y Ojo junto a sus compañeras, fue difundido en las redes sociales.

Ojo y Crosby afirman que el motivo del ataque fue su raza y género y tomaron la decisión de presentar la demanda 3 meses después de que la Comisión de Relaciones Humanas de Pensilvania encontrara una causa probable para respaldar sus acusaciones.

La propiedad del club, Brew Vino LLC, fue demandada por violaciones de los derechos civiles, fraude, interferencia contractual, calumnias y angustia emocional. Además, la demanda solicita daños compensatorios y punitivos, aunque no se especifica la cantidad.

Por su parte, el club emitió una disculpa después del incidente y Chronister ha insistido en que se trataba de una cuestión de gestión para mantener el flujo del juego y en ningún momento tuvo lugar una discriminación racial o sexual.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19