Actualidad

Gobierno de facto de Bolivia sugiere usar "aviones de guerra" en la zona del Chapare para combatir el narcotráfico

Publicado:
Arturo Murillo dijo en una entrevista que se lo propuso al ministro de Defensa, Luis Fernando López.
Gobierno de facto de Bolivia sugiere usar "aviones de guerra" en la zona del Chapare para combatir el narcotráfico

El ministro de Gobierno de facto de Bolivia, Arturo Murillo, propuso "meter aviones de guerra" en la zona cocalera de la provincia del Chapare, para combatir el narcotráfico, según informó el periódico local Página Siete.  

Murillo declaró en una entrevista que le sugirió el uso de naves militares al ministro de Defensa del gobierno de facto, Fernando López, luego de que, según denunciaron las autoridades, una patrulla rural fuera emboscada en la localidad de Entre Ríos por un grupo armado y se desatara una balacera.

Murillo dijo que, pese a ese episodio, "no se va a aflojar" en la lucha contra el tráfico de drogas. "Le he dicho [a López] que si hubiera alguna arremetida o algo más fuerte metamos aviones de guerra al Chapare y no permitamos que estas zonas sean tomadas por el narcotráfico". 

La provincia de Chapare se caracteriza por tener una gran cantidad de cultivo de hoja de coca, que si bien es el insumo base para la producción de cocaína, en Bolivia y otras zonas andinas es de uso ancestral como estimulante natural, digestivo, analgésico entre otras propiedades. 

Este jueves, luego del presunto enfrentamiento armado, el viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, informó que se ha iniciado un trabajo de inteligencia para determinar a qué actividades se dedican los pobladores del Chapare. Según declaró Issa en una entrevista que recoge el diario La Razón, en dos meses el Gobierno sabrá quiénes "se dedican directa e indirectamente al narcotráfico". 

Chapare es el bastión político del mandatario depuesto Evo Morales, quien expulsó del país en 2008 a la Administración para el Control de Drogas (DEA), ante las presiones de EE.UU. para erradicar el cultivo en Bolivia, que el mandatario defendió desde su gobierno hasta el golpe de Estado de octubre de 2019, por ser una planta ancestral. La presidencia de facto, por el contrario, ha anunciado el retorno de esa cooperación con Washington.

Covid19