Actualidad

Trump acusa a Twitter de no hacer nada sobre las "mentiras y propaganda" de China y el Partido Demócrata de EE.UU.

Publicado:
Este martes la red social marcó por primera vez con una notificación de verificación de datos dos tuits del inquilino de la Casa Blanca.
Trump acusa a Twitter de no hacer nada sobre las "mentiras y propaganda" de China y el Partido Demócrata de EE.UU.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha acusado a Twitter de no hacer nada al respecto de las "mentiras y propaganda" de China y el Partido Demócrata estadounidense, al que tildó de "izquierda radical", según mensaje publicado este viernes a través de su cuenta en dicha red social.

"Han apuntado a republicanos, conservadores y al presidente de EE.UU.", reza el mensaje de Trump. "La Sección 230 debería ser revocada por el Congreso. Hasta entonces, ¡será regulada!", añade.

¿Qué es la Sección 230?

La orden dispone a las agencias federales que analicen el establecimiento de nuevas regulaciones contra los gigantes tecnológicos como Twitter, Facebook, Google y YouTube. Específicamente, Trump intenta eliminar o cambiar parte de la Sección 230 que protege a las compañías de redes sociales de la responsabilidad por el material publicado por sus usuarios.

Este segmento de la ley permite a las empresas ser consideradas como "plataformas" en lugar de "editores", tratamiento con el que podrían estar sujetos a demandas por difamación.

El tuit de la discordia

Este martes Twitter marcó por primera vez con una notificación de verificación de datos dos tuits del inquilino de la Casa Blanca, en los que Trump afirmaba que las papeletas por correo serán "sustancialmente fraudulentas" y darán lugar a una "elección fraudulenta". La medida forma parte de su nueva política sobre información engañosa, lanzada este 11 de mayo para prevenir la difusión de datos falsos sobre la pandemia de covid-19.

Al cabo de pocas horas Trump acusó a la red social de "interferir en las elecciones presidenciales del 2020". Asimismo, indicó que Twitter "está suprimiendo completamente la libertad de discurso", asegurando que —como presidente que es— no permitirá que esto suceda.

Un día después, el mandatario estadounidense amenazó con "regular" o incluso "cerrar" las plataformas de redes sociales que "silencian las voces conservadoras". Asimismo, el político reiteró su rechazo a la votación por correo, alegando que esta forma de votar permite hacer trampas.

"Poder incontrolado"

Posteriormente firmó una orden ejecutiva que toma medidas contra la censura de las compañías de redes sociales. La disposición busca regular la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones, con el fin de eliminar el amparo de responsabilidad legal si las compañías de redes sociales actúan para censurar o editar el contenido. En su opinión estas empresas las empresas han tenido un "poder incontrolado" para censurar y restringir.

Trump señaló que el fiscal general de los EE.UU., William Barr, tendrá la tarea de trabajar con los estados en el desarrollo de sus propias regulaciones legales para las empresas de redes sociales. Por su parte, Barr aclaró que la orden en sí misma no deroga la Sección 230, vigente desde hace décadas.

En este sentido, la Administración está evaluando una legislación que complemente la disposición presidencial. Asimismo, el fiscal anunció planes para continuar con litigios en contra de los gigantes tecnológicos, que en algunos casos ya se enfrentan a investigaciones antimonopolio.

Twitter responde

Twitter declaró que la orden ejecutiva tiene "un enfoque reaccionario y politizado de una ley histórica". Asimismo, aseguró que la Sección 230 "protege la innovación norteamericana y la libertad de expresión, y se sustenta en valores democráticos". Finalmente, la compañía considera que "los intentos de erosionarla unilateralmente amenazan el futuro de las libertades de expresión en línea y de Internet".

Por su parte, el presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo que su compañía no verificará las afirmaciones de Donald Trump u otros políticos. "Creo firmemente que Facebook no debería ser el árbitro de la verdad de todo lo que la gente diga", dijo, añadiendo que, en su opinión, las empresas privadas, y "especialmente estas compañías de plataformas, no deberían asumir esa actitud".

Facebook ha introducido en los últimos años varias medidas para conseguir que la desinformación estuviera menos visible en su plataforma, incluidas las afirmaciones falsas sobre el registro de votantes y el proceso de votación. No obstante, las declaraciones de los políticos estarán exentas de ese control.

¿Te ha parecido interesante? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!

Covid19