Actualidad

Rusia critica el uso de gases lacrimógenos contra periodistas por la Policía de EE.UU. y exige respuesta internacional

Publicado:
El Ministerio ruso de Exteriores ruso ha hecho una declaración después de que un corresponsal de la agencia rusa RIA Novosti resultara afectado por el gas utilizado por la Policía de Mineápolis.
Rusia critica el uso de gases lacrimógenos contra periodistas por la Policía de EE.UU. y exige respuesta internacional

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia ha expresado este domingo su preocupación por "la creciente incidencia de la violencia policial contra periodistas", así como de sus "detenciones injustificadas" durante la cobertura informativa de las manifestaciones que han estallado en EE.UU. a raíz de la muerte bajo custodia policial de George Floyd, un ciudadano afroamericano de 46 años.

En un comunicado difundido este domingo, el organismo ruso calificó de "inaceptable" el uso de balas de goma y gases lacrimógenos por parte de la Policía contra los representantes de medios de comunicación. En particular, calificó de "manifestación de crueldad injustificada" la dispersión "selectiva" de spray de pimienta contra el corresponsal de la agencia rusa RIA Novosti, Mijaíl Turguíev.

En su mensaje, la cancillería precisa que el incidente involucró a agentes de Policía de Mineápolis, la ciudad en el estado de Minnesota donde se originaron las manifestaciones tras la muerte allí de Floyd, y denuncia que se produjo pese a que Turguíev había presentado a los oficiales su tarjeta de prensa.

El Ministerio recordó a las autoridades estadounidenses que garantizar la seguridad de los periodistas, así como la libertad de expresión y la igualdad de acceso a la información para todos, cae bajo sus obligaciones internacionales y, por consiguiente, requirió "una investigación exhaustiva" del caso de Turguíev y de otros incidentes de ese tipo.

"Instamos a las organizaciones internacionales relevantes y a las ONG de derechos humanos a que respondan adecuadamente a esta arbitrariedad", concluye el comunicado.

¿Qué pasó?

Según informó este domingo RIA Novosti, la agencia para la que trabaja Turguíev, los hechos ocurrieron en una estación de servicio ubicada en el área afectada por los disturbios en Mineápolis. Su corresponsal se encontraba allí, junto con cuatro miembros del equipo del medio estadounidense Vice y los propietarios de la estación, cuando llegó un microbús de la Policía con agentes que "inmediatamente abrieron fuego con balas de goma".

"Al escuchar los gritos" de los presentes, alertándoles de que se encontraban en territorio privado y de que había allí representantes de la prensa, los agentes dejaron de disparar, pero luego salieron de su vehículo y "apuntaron sus armas" hacia personas que estaban fuera de la estación de servicio, instando a algunas a que entraran dentro.

Las personas que fueron escoltadas dentro de la estación se arrodillaron y presentaron sus tarjetas, pero, por alguna razón, un agente roció el spray en la cara de uno de los periodistas.

Mientras tanto, Turguíev y otros periodistas permanecían en la calle junto a su automóvil. Cuando el corresponsal de RIA Novosti ya se disponía a meterse dentro, se le acercó otro oficial y, a aunque Turguíev le entregó su tarjeta de identificación y le informó que era un representante de la prensa, "el policía, sin decir nada, le roció el spray en la cara".

Tanto Turguíev como el otro periodista afectado se han recuperado del efecto del gas y se encuentran en condición estable, añade la agencia.

¿Cómo murió Floyd?

La Policía de Mineápolis detuvo el pasado lunes a Floyd por presunto "fraude en curso". Durante el arresto, uno de los agentes presionó el cuello del detenido con la rodilla durante al menos ocho minutos, a pesar de que el individuo estaba esposado en el piso y se quejaba de que no podía respirar. El hombre fue declarado muerto poco después en un hospital.

El video de la detención de Floyd, grabado por un testigo, fue difundido en las redes sociales y desató una ola de indignación inmediata. Los agentes involucrados fueron despedidos, y el FBI pasó a ocuparse del asunto ante una posible violación de derechos civiles. 

ADVERTENCIA: El siguiente video puede herir su sensabilidad

Covid19