Actualidad

Un congresista de EE.UU. demanda explicaciones al Servicio Secreto por el uso de gases lacrimógenos contra manifestantes frente a la Casa Blanca

Publicado:
La acción tenía como objetivo dispersar este lunes una protesta por la muerte de George Floyd.
Un congresista de EE.UU. demanda explicaciones al Servicio Secreto por el uso de gases lacrimógenos contra manifestantes frente a la Casa Blanca

El Servicio Secreto de Estados Unidos debe explicar su presunta implicación en el lanzamiento de gases lacrimógenos y balas de goma contra manifestantes pacíficos frente a la Casa Blanca este lunes, según sostiene el congresista Gerald Connolly en una carta dirigida al director del organismo, James Murray.

"Escribo para demandar los documentos e información relacionados a los inquietantes reportes de que el Servicio Secreto de EE.UU. estuvo implicado y podría haber dirigido el uso de gases lacrimógenos y balas de goma contra los manifestantes pacíficos frente a la Casa Blanca con fines de facilitar la posibilidad de una foto para el presidente Donald Trump", reza la misiva.

Una manifestación pacífica por la muerte de George Floyd tuvo lugar este lunes junto al Jardín de las Rosas de la Casa Blanca momentos antes de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, se dirigiera a la nación.

Antes de la alocución del mandatario, numerosos vehículos militares se desplegaron en la cercana avenida Pensilvania, al tiempo que un fuerte dispositivo policial desalojó a los manifestantes del parque Lafayette, localizado frente a la residencia presidencial. Durante el discurso del presidente se escucharon detonaciones, identificadas como explosiones de botes de gas lacrimógeno.

Momentos después de que la zona fuera despejada por la Policía, Trump posó con una biblia en la mano junto a la histórica iglesia de San Juan —conocida como 'la iglesia de los presidentes'—, para llegar hasta la cual, el mandatario tuvo que cruzar el parque Lafayette.

"Mientras que el Servicio Secreto está encargado de proteger al presidente de EE.UU., no es una herramienta de fascismo, y no se debe permitir que conductas y operaciones del Servicio Secreto infrinjan los derechos constitucionales del pueblo estadounidense en aras de servir a la vanidad personal del presidente", afirma el congresista demócrata en su carta.

Este martes, la alcaldesa de Washington D.C., Muriel Bowser, expresó en redes sociales su indignación por la actuación de los uniformados, a la que calificó de "vergonzosa".

Covid19