Actualidad

Cristina Fernández de Kirchner acusa al macrismo de "asociación ilícita" por espionaje

Publicado:
La vicepresidenta de Argentina reveló pormenores del caso que investiga los operativos de inteligencia ilegal que se realizaron en su contra.
Cristina Fernández de Kirchner acusa al macrismo de "asociación ilícita" por espionaje

"La asociación ilícita eran ellos", afirmó la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, al referirse al gobierno del expresidente Mauricio Macri, que actualmente está envuelto en un escándalo por espionaje ilegal masivo realizado en contra de políticos oficialistas y opositores, periodistas, presos, académicos y líderes sociales.

La expresidenta publicó un video en el que contó detalles de su declaración ante el juez Federico Villena, quien investiga una de las causas derivadas por el presunto espionaje macrista. Fernández de Kirhner acudió el lunes a su cita judicial, en donde recibió pruebas del espionaje legal al que fue sometida.

"Confirmé lo que siempre supe y lo que en definitiva siempre denuncié. Durante dos horas y media escuché las explicaciones del juez y de la fiscal de la causa de Lomas de Zamora, donde se descubrió una real y verdadera asociación ilícita", afirmó la vicepresidenta.

Agregó que, bajo la gestión macrista, la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) cometió todos los delitos necesarios para perseguir a dirigentes opositores, y reveló que el juez le explicó el entramado en el que participaron narcotraficantes, agentes y funcionarios de la AFI, del Servicio Penitenciario Federal, y de Seguridad Aeroportuaria; policías de la ciudad de Buenos Aires, periodistas, e incluso una funcionaria de la Unidad Presidencial de Macri.

"Pude enterarme cómo se abrió la trama más escandalosa de la que se tenga memoria en tiempos de democracia y cuya investigación recién comienza", dijo al revelar que escuchó grabaciones sobre los seguimientos ilegales que le hacían a ella, al Instituto Patria, que fundó cuando terminó su presidencia, y a Unidad Ciudadana, el partido con el que se postuló en 2017 a una senaduría.

"No podía dejar de pensar en Máximo y en Florencia, que están acusados de formar parte de una asociación ilícita conmigo, su madre, como jefa. Qué increíble, ¿no? Pensar que armaron cuatro causas por cuatro asociaciones ilícitas diferentes en las que por supuesto, como no podía ser de otra manera, me acusaban de ser la jefa. Ahora entiendo el por qué. Esa obsesión con las asociaciones ilícitas. Estaban proyectando lo que ellos eran y hacían. Una verdadera asociación ilícita", acusó.

La exmandataria también se refirió al espionaje que la AFI realizó en la cárcel de Ezeiza en contra de exfuncionarios kirchneristas y sus abogados.

"Algo verdaderamente impresionante, pensar que desde el 10 de diciembre pasado algunos medios hegemónicos venían planteando nuestras diferencias con quienes continuaron en esos cargos del servicio como una cuestión de poder o de lucha interna. Como siempre dije: todo hace juego con todo. Y creo que todo esto ha sido más que cobertura mediática de los medios hegemónicos. Es complicidad política con todo lo que pasó en Argentina", señaló.

Fernández de Kirchner confirmó que, después de la audiencia del lunes, se convirtió en querellante de la causa, aunque confesó que no sabe sí de verdad habrá justicia.

Macri y el extitular de la AFI, Gustavo Arribas, encabezan la lista de funcionarios que ya están siendo investigados por el presunto espionaje ilegal realizado en contra de 403 periodistas, que se acreditaron en la Cumbre del G20 realizada a fines de 2018 en Buenos Aires.

En una causa previa ya fueron imputados por el presunto espionaje ilegal en contra de 86 políticos, funcionarios, escritores periodistas y líderes sociales, a quienes se les revisó su correo personal.

La sorpresa de las investigaciones es que fueron espiados no sólo opositores, sino también a políticos oficialistas y a miembros de su propio gobierno como Laura Alonso, la extitular de la Oficina Anticorrupción –que fue designada por Macri y que sigue siendo una de las defensoras más fervientes del pasado gobierno–, el periodista Luis Majul; Mario Negri, líder de la bancada macrista en la Cámara de Diputados; y Nicolás Massot, quien ocupó ese cargo durante la gestión pasada.

En febrero pasado, el juez Federico Villena inició una investigación por otro presunto espionaje ilegal padecido por Fernández de Kirchner; su hija Florencia Kirchner; el expresidente Eduardo Duhalde; y los macristas Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; María Eugenia Vidal, exgobernadora de la provincia de Buenos Aires; y Emilio Monzó, exlíder del grupo parlamentario del macrismo en la Cámara de Diputados.

Covid19