Actualidad

Primera sentencia condenatoria en España por trata interna: 3 años y 9 meses de cárcel por obligar a una mujer a prostituirse

Publicado:
Además, el tribunal condena a 15 meses de prisión a la pareja que concertaba y controlaba los servicios sexuales que prestaba la víctima.
Primera sentencia condenatoria en España por trata interna: 3 años y 9 meses de cárcel por obligar a una mujer a prostituirse

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a tres años y nueve meses de cárcel a un hombre por los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual y prostitución coactiva. Trasladó a una mujer por distintos locales del territorio español donde la obligó a ejercer la prostitución bajo amenazas y en continua vigilancia. Se trata de la primera sentencia condenatoria que se dicta en España por trata interna de seres humanos.

Además, el tribunal también ha condenado a quince meses de prisión a una pareja que se encargaba de concertar y controlar los servicios sexuales que prestaba la víctima.

Durante el juicio, los tres imputados admitieron su participación y la de los demás procesados, y reconocieron las conversaciones telefónicas intervenidas y el contenido de los archivos hallados en los teléfonos móviles, material informático y demás dispositivos de almacenamiento masivo que les fue incautado durante su detención y los registros domiciliarios practicados.

La condena suma tan solo tres años y nueve meses de prisión debido al reconocimiento de los hechos y la conformidad prestada por los acusados con la calificación y las penas solicitadas por la fiscal, y a la aplicación de las atenuantes de confesión y drogadicción, puesto que durante uno de los registros se halló marihuana destinada a su propio consumo.

El condenado deberá, además, abonar a la víctima una indemnización de 30.000 euros por el daño moral causado.

Con respecto a los otros dos condenados, el tribunal acuerda la suspensión de la pena de cárcel por el "esfuerzo reparador" efectuado por ambos, y les impone una multa de 540 euros por el delito de prostitución coactiva y una indemnización conjunta y solidaria a la víctima de 6.000 euros. 

Retenida y amenazada

Todo comenzó en 2017, cuando el principal condenado contactó con una mujer que ya se dedicaba a la prostitución y le hizo una oferta engañosa para que se trasladara a otra provincia prometiéndole mejores condiciones de trabajo.

A partir de entonces la obligó a prostituirse en diferentes clubes de alterne por todo el país, además de en un piso. El individuo pactaba las condiciones de los servicios que la mujer debía prestar, amenazando a la víctima en el caso de que se negara. Además, se quedaba con todo lo que ganaba la mujer, que no tenía permitido salir y entrar de la vivienda, estando vigilada en todo momento.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7